El presidente iraní, Hasan Rohani, aseguró que Estados Unidos ya agotó su capacidad de presión contra la república islámica, por lo que estará obligado a cambiar su estrategia.

"La presión de Estados Unidos contra nuestro país ha alcanzado su punto máximo, y su capacidad (para ejercer presión) está prácticamente llegando a su fin", sostuvo el mandatario en una reunión celebrada con su gabinete horas antes de la llegada a Teherán del primer ministro japonés, Shinzo Abe, quien intentará rebajar la tensión entre Estados Unidos e Irán, dos países con los que mantiene una buena relación.

Rohani calificó de "terrorismo económico" las sanciones económicas aplicadas por Estados Unidos aunque afirmó que están siendo "ineficaces y están perdiendo su capacidad para dañar" a la república islamista.

Sin embargo, llamó a los iraníes a "la unidad y la solidaridad nacional" para superar los problemas causados por las sanciones, que han provocado una fuerte devaluación de la moneda nacional y han hundido a la economía iraní.

Así, consideró Rohani, los enemigos de Irán se verán "obligados a regresar a la mesa de negociaciones, a la justicia y a la lógica, y luego admitirán su error", sostuvo el mandatario, citado por la agencia EFE.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, decidió unilateralmente abandonar el acuerdo nuclear sellado con Irán, pese a que el resto de los firmantes (Reino Unido, Francia, Alemania, Rusia y China) mantienen su apoyo al pacto.

El acuerdo limitaba la producción iraní de uranio enriquecido -elemento que se usa para hacer armas químicas- a cambio del levantamiento de las sanciones económicas.

Con la salida de Washington, el resto de los firmantes intentaron paliar las sanciones con una serie de medidas que resultaron insuficientes para Teherán, que en mayo pasado suspendió algunos de los compromisos asumidos y dio un ultimátum de 60 días para que se garanticen sus intereses económicos.

Esta medida, junto a las decisiones de Washington de no renovar las exenciones a la compra de petróleo iraní y de incluir a la Guardia Revolucionaria iraní en su lista de grupos terroristas, llevaron a un repunte de la tensión en Medio Oriente.

Estados Unidos también aumentó su despliegue militar en la zona, lo que elevó la tensión a un punto en el que distintas partes se decidieron a mediar.

Abe, el primer jefe de Gobierno japonés que visita Irán en 41 años y al que Trump señaló como el indicado para mediar en el caso, dijo en Tokio que viajaba a Irán con el objetivo de "rebajar las tensiones" y "contribuir a la paz y estabilidad en la región".

Ver más productos

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Ver más productos