El secretario general de la ONU, António Guterres, anunció el lunes, en el balneario egipcio de Sharm El Sheikh, un plan de acción climática para proporcionar alertas tempranas globales sobre el cambio climático en los próximos cinco años.

"Costará el equivalente a solo 50 centavos por persona y año durante el próximo lustro para llegar a todos los habitantes de la Tierra con alertas tempranas contra un clima cada vez más extremo y peligroso", dijo Guterres en una reunión de líderes mundiales durante el 27º periodo de sesiones en curso de la Conferencia de las Partes (COP27) de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

El plan de acción ejecutivo de la iniciativa Alertas Tempranas para Todos exige nuevas inversiones específicas iniciales entre 2023 y 2027 por valor de 3.100 millones de dólares, según un informe de la ONU.

"Se trata de una pequeña parte (alrededor del 6 por ciento) de los 50.000 millones de dólares solicitados para financiar actividades de adaptación", señaló Guterres, y agregó que ese monto se destinará a fomentar los conocimientos sobre los riesgos de desastre, a observaciones y predicciones, a actividades de preparación y respuesta, así como a la comunicación de alertas tempranas.

El plan, elaborado por la Organización Meteorológica Mundial (OMM) y sus socios, fue respaldado por una declaración conjunta firmada por 50 países.

Si bien el número de desastres registrados ha aumentado, "la mitad de los países del mundo no cuentan con sistemas de alerta temprana, y son incluso menos los que disponen de marcos reglamentarios para vincular las alertas tempranas a los planes de emergencia", manifestó Guterres.

La cobertura es peor en los países en desarrollo que enfrentan en primera línea el cambio climático, en particular los países menos adelantados y los pequeños Estados insulares en desarrollo, detalló.

La OMM dijo en su página web que "por lo general, se considera que los sistemas de alerta temprana son un recurso al alcance de todos para la adaptación al cambio climático, pues son una forma relativamente barata y eficaz de proteger a personas y bienes de peligros tales como las tormentas, las crecidas, las olas de calor y los tsunamis", entre otros.

Fuente Xinhua