El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas ( ONU), António Guterres, instó hoy lunes a la comunidad internacional a redoblar esfuerzos con el fin de "poner de nuevo en marcha" al mundo, advirtiendo que el desarrollo global ha alcanzado un "momento decisivo" debido a que múltiples crisis superpuestas amenazan el logro a tiempo de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Al hablar en el tercer Momento ODS, un evento de alto nivel que sirve para poner un foco de atención anual en los ODS, Guterres dijo que los conflictos, catástrofes climáticas, desconfianza, división, pobreza, desigualdad, discriminación y los crecientes costos de alimentos y de energía ponen a los ODS "fuera del alcance".

"El desarrollo no puede esperar. La educación de nuestros niños no puede esperar. Los trabajos dignos no pueden esperar. La total igualdad de mujeres y niñas no puede esperar", dijo el secretario general, y añadió que la atención integral de la salud, la acción climática significativa y la protección de la biodiversidad "no pueden dejarse para mañana".

"En todos estos ámbitos, los jóvenes y generaciones futuras están demandando acción", dijo Guterres. "No podemos defraudarlos. Este es un momento definitivo".

El jefe de la ONU dijo que el mundo tiene una larga "lista de tareas pendientes".

"Necesitamos financiamiento e inversión de los sectores público y privado. Necesitamos una arquitectura financiera reformada que beneficie a los países en desarrollo, proporcionando financiamiento crítico y alivio de la deuda", dijo.

"Esta es la única vía sostenible para abordar las obscenas desigualdades que existen en cada país, a la vez que se garantiza que el mundo no se deslice hacia una recesión", dijo el secretario general.

"Los gobiernos necesitan invertir como nunca antes en la salud, la educación y el bienestar de todas las personas, incluidos refugiados y migrantes", dijo Guterres, y añadió que "necesitamos ampliar la protección social universal para proteger a las personas contra crisis económicas, a la vez que se impulsa la creación de empleos, especialmente en las economías digital, de asistencia y ecológica".

El jefe de la ONU también instó a la comunidad internacional a salvar la Tierra, "que está literalmente en llamas".

Guterres dijo que el mundo debe abordar "la triple crisis planetaria del colapso climático, la pérdida de biodiversidad y la contaminación", y añadió que "eso significa apoyar el Marco Mundial de la Biodiversidad para transformar cómo utilizamos y preservamos nuestros dones naturales para el futuro. Y significa abandonar nuestra dependencia suicida de los combustibles fósiles y poner en marcha la transición hacia las energías renovables en todos los países, así como apoyar a los países en desarrollo para que hagan este cambio y se adapten a los cambios que los rodean".

El máximo funcionario de la ONU subrayó la importancia de la paz en todos estos esfuerzos, y señaló que "no puede haber un futuro sostenible sin paz".

"Al abrazar la paz y la tolerancia, y lo que es más importante, al vivir estos valores cada día, podemos acercarnos un paso más al mundo sostenible, equitativo y justo que toda persona merece", agregó.

El secretario general dijo que "la tarea que tenemos por delante es inmensa", y señaló que "los peligros a los que nos enfrentamos no son rival para un mundo unido".

"Pongámonos a trabajar. Volvamos a poner a nuestro mundo en marcha", añadió.

El Momento de los ODS anual ofrece una instantánea de los avances para alcanzar los objetivos. Fue creado por una declaración política adoptada en la primera Cumbre de los ODS en 2019, que encomendó al secretario general de la ONU convocar el evento como parte de cada semana de alto nivel de la Asamblea General desde el año 2020 hasta el 2030.

Fuente Xinhua