El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres, está profundamente preocupado por la situación en Burkina Faso y condena cualquier toma del poder por la fuerza tras el reciente golpe de Estado, dijo este lunes el portavoz de Naciones Unidas, Stéphane Dujarric.

"El secretario general sigue con profunda preocupación los acontecimientos en Burkina Faso​​​. Está particularmente preocupado por el paradero y la seguridad del presidente Roch Marc Christian Kabore, así como por el empeoramiento de la situación de seguridad tras el golpe de estado llevado a cabo el 23 de enero por sectores de las fuerzas armadas fuerzas (...) El Secretario General condena enérgicamente cualquier intento de tomar el poder del gobierno por la fuerza de las armas", dijo Dujarric durante una rueda de prensa.

Guterres también llama a los golpistas a garantizar la protección del presidente del país e insta a todos los actores a mostrar moderación y comprometerse con el diálogo para encontrar soluciones.

Fuente: Sputnik