El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres, está profundamente preocupado por la situación en Burkina Faso y condena cualquier toma del poder por la fuerza tras el reciente golpe de Estado, dijo este lunes el portavoz de Naciones Unidas, Stéphane Dujarric.

"El secretario general sigue con profunda preocupación los acontecimientos en Burkina Faso​​​. Está particularmente preocupado por el paradero y la seguridad del presidente Roch Marc Christian Kabore, así como por el empeoramiento de la situación de seguridad tras el golpe de estado llevado a cabo el 23 de enero por sectores de las fuerzas armadas fuerzas (...) El Secretario General condena enérgicamente cualquier intento de tomar el poder del gobierno por la fuerza de las armas", dijo Dujarric durante una rueda de prensa.

Guterres también llama a los golpistas a garantizar la protección del presidente del país e insta a todos los actores a mostrar moderación y comprometerse con el diálogo para encontrar soluciones.

El lunes los militares amotinados de Burkina Faso anunciaron la disolución del gobierno y el cierre de las fronteras terrestres y aéreas del país.

Además, anunciaron el toque de queda que entra en vigor a partir de este lunes y durará desde las 21.00 hasta las 05.00 GMT, hasta nuevo aviso.

Horas antes, varios medios informaron de la probable detención del presidente de Burkina Faso, Roch Marc Kaboré, por los militares.

Pero el portal Faso.net refutó la noticia sobre la detención de Kaboré por los militares y afirmó que el mandatario "no cayó en manos de los rebeldes" y se encuentra en un lugar seguro.

LSI Africa tuiteó que la familia del presidente Kaboré abandonó el país y que los militares amotinados exigen la dimisión del mandatario, que se encuentra bajo custodia de las fuerzas de gendarmería.

Unos testigos revelaron a los medios que anoche cerca de la residencia presidencial resonaron disparos y se vieron helicópteros sobrevolando el área.

Según datos de periodistas, los supuestos militares amotinados de Burkina Faso liberaron al general Gilbert Diendéré, exjefe del Estado Mayor de Burkina Faso, encarcelado tras una intentona golpista en 2015.

El propio Kaboré, exhortó a los rebeldes a deponer las armas en bien del Estado y a entablar un diálogo.

Fuente: Sputnik