El transporte aéreo, el ferroviario y en menor medida el urbano, así como los servicios públicos se verán afectados en Francia por la primera jornada de huelgas y manifestaciones contra algunas de las reformas fundamentales que pretende instaurar el presidente, Emmanuel Macron.

Todas las formaciones de izquierda y ultraizquierda, desde el Partido Socialista (PS) a la Francia Insumisa, anunciaron que estarán presentes -cada una por separado- en las cerca de 140 manifestaciones que los sindicatos organizaron por todo el país en protesta por las políticas "liberales y de austeridad" de Macron.

Los paros y marchas fueron convocados para denunciar la reforma del estatuto de los trabajadores ferroviarios, la pérdida de poder adquisitivo de funcionarios y pensionistas, las amenazas a los servicios públicos (en parte por algunas privatizaciones anunciadas por el gobierno) o la flexibilización del mercado laboral.

La más simbólica de las protestas es la que llevará a cabo la Sociedad Nacional de Ferrocarriles (SNCF), hasta ahora intocable en Francia y cuyo sindicato prometió 36 días de huelga, a un ritmo de dos días de cada cinco, durante tres meses desde comienzos de abril a finales de junio.

La SNCF informó en un comunicado que a causa del paro -convocado por dos sindicatos minoritarios de la empresa- sólo circularán el 40% de los trenes de alta velocidad (TGV), el 25% de los otros de largo recorrido, el 50% de los regionales, el 30% de los cercanías en París y el 75% de los internacionales.

La situación se verá menos alterada en el transporte metropolitano de la capital, ya que la empresa RATP avanzó que el tráfico será "casi normal" en el metro, los tranvías y los autobuses.

Ver más productos

La Iglesia recuerda a Santa Margarita de Escocia

La Iglesia recuerda a Santa Margarita de Escocia

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos