Bruselas revisó a la baja sus expectativas de crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) para España hasta un 4 por ciento en 2022, según el informe publicado este lunes por la Comisión Europea.

"Se prevé que el PIB real crezca un 4,0 por ciento en 2022 y un 3,4 por ciento en 2023", dice el comunicado​​​.

La Comisión Europea también pronostica que "el crecimiento económico se desacelere durante el primer semestre de 2022".

"El PIB real creció un 0,3 por ciento intertrimestral en el primer trimestre de 2022 (frente al 2,2 por ciento en 2021), frenado por la fuerte contracción del consumo privado. Una desaceleración adicional se espera en el segundo trimestre (0,1 por ciento)", resalta el texto.

Bruselas vaticina que "la inflación general alcance su punto máximo a mediados de 2022" y aumente del 3,0 por ciento en 2021 a un promedio del 6.3 por ciento este año.

Asimismo espera que el mercado laboral español "se mantenga fuerte, con la tasa de desempleo en su nivel más bajo desde 2008", pero el consumo se mantendrá "por debajo de su nivel previo a la pandemia".

"Se espera que los salarios aumenten, pero a un ritmo más lento que los precios, lo que resulta en pérdidas en el poder adquisitivo de los hogares y una disminución en la tasa de ahorro familiar", subraya.

La Comisión Europea recordó que "el precio de la energía aumentó en España más rápido que en la mayoría de los países de la zona euro".

"Una mayor escalada de precios puede afectar especialmente la actividad en sectores como el transporte, la construcción y la industria electrointensiva", augura.

Aún así, según Bruselas, Madrid "cerró 2021 mejor de lo esperado" pues la recuperación de la actividad económica junto con un fuerte ingreso "impulsó la reducción del déficit público del 10,3 por ciento del PIB al 6,9 por ciento".

"El PIB real de España creció un 5,1 por ciento en 2021, en parte recuperándose de la caída sin precedentes de 2020 (-10,8 por ciento)", destaca la nota.

Por último, el informe previene que el próximo año el déficit público siga cayendo.

"Se prevé que la deuda pública disminuya gradualmente al 113,7 por ciento del PIB en 2023 impulsado principalmente por el crecimiento del PIB nominal", recalca.

Fuente: Sputnik