El tribunal de segunda instancia que ya condenó a doce años de prisión al ex presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, analizará hoy sus apelaciones, y en caso de negarlas le abrirá la puerta de la cárcel al líder más popular del país.

Si esto finalmente ocurre, Lula solo podría ir a prisión después del próximo 4 de abril, cuando la Corte Suprema analice un hábeas corpus presentado por su defensa y en el cual se sostiene que el encarcelamiento no puede concretarse hasta tanto se agoten todas las apelaciones posibles en tribunales superiores.

Según una cautelar adoptada en 2016 por el Supremo, toda condena puede comenzar a ser ejecutada a partir de la confirmación en una segunda instancia, lo que es el caso del líder del Partido de los Trabajadores.

La defensa de Lula alega que, de acuerdo con la Constitución, una persona no puede ser encarcelada antes de que sean negadas todas las apelaciones posibles.

Ver más productos

La Iglesia recuerda hoy a Santa Matilde

La Iglesia recuerda hoy a Santa Matilde

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos