La ola de violencia que sacude Río de Janeiro dejó 14 muertos en dos días, entre ellos cinco adolescentes encontrados tiroteados en la localidad de Maricá y nueve personas víctimas de enfrentamientos entre narcotraficantes y policías en Rocinha, la mayor favela de esta ciudad brasileña.

Los enfrentamientos en esta comunidad rodeada por los barrios más elegantes de Río y en la que viven 60.000 personas no han cesado tras seis meses de ocupación policial y pese a la intervención del Ejército en la seguridad pública del estado más emblemático de Brasil, decretada por el Gobierno el 16 de febrero pasado.

La última víctima de los tiroteos en la Rocinha fue un supuesto pistolero al que le fue decomisado un fusil 5.56 y que murió en la madrugada del lunes en un enfrentamiento con agentes del Batallón de Operaciones Especiales (BOPE).

‘Según habitantes de la comunidad, los agentes dispararon indiscriminadamente contra personas que participaban en el baile y que huían del tiroteo o ya se habían rendido, por lo que el comando de la Policía recogió las armas de los uniformados que participaron en la acción para realizar una investigación de lo ocurrido.

Las Fuerzas Armadas, que desde la intervención han realizado diversas operaciones en favelas aunque sin entrar en el combate directo a la criminalidad, no ha servido hasta ahora para poner frente a una creciente ola de violencia.

Ver más productos

Ambrosio fue quien introdujo en Occidente el canto alternado de los salmos.

La Iglesia recuerda hoy a San Ambrosio de Milán

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

La devoción del Papa por la Virgen.

La devoción del Papa por la Virgen

Ver más productos