La tregua en la guerra comercial acordada entre el estadounidense Donald Trump y su par chino Xi Jinping, provocó ayer un alza generalizada de las bolsas internacionales, y se reflejó en un marcado optimismo entre los propios colaboradores del presidente de EE.UU.

"Mi reunión en Argentina con el Presidente Xi de China fue extraordinaria. íLas relaciones con China han dado un GRAN salto hacia adelante! Pasarán cosas muy buenas", escribió Trump en Twitter ayer.

En una cena que duró dos horas y media el sábado por la noche, Estados Unidos acordó no elevar los aranceles a productos chinos el 1 de enero, mientras que China aceptó comprar más productos agrícolas estadounidenses de inmediato.

Ambas partes también acordaron negociar durante los próximos 90 días para resolver asuntos de interés presentados por Estados Unidos, como la protección a la propiedad intelectual, barreras comerciales no arancelarias y ciberdelincuencia.

El secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, dijo ayer que hubo un cambio de tono evidente en Buenos Aires en comparación con reuniones pasadas, ya que Xi ofreció un compromiso claro para abrir los mercados de su país a las compañías estadounidenses.

"Es la primera vez que tenemos un compromiso suyo de que será un acuerdo real", dijo Mnuchin a la cadena de televisión CNBC, agregando que el gobierno sabría "de manera muy rápida" si puede documentarse un acuerdo.

"Necesitamos algo concreto en estos 90 días", agregó Mnuchin. "No va a ser algo que tenga solo compromisos suaves que son pateados por el camino".

La tregua impulsó a los mercados globales con avances en las acciones mundiales. En Wall Street, el Promedio Industrial Dow Jones ganaba un 0,94 por ciento en la apertura, mientras que el índice S&P 500 mejoraba un 1,10 por ciento.

El oro tocó su nivel más alto en un mes y los metales industriales y otras materias primas como el algodón también avanzaron.

Las acciones y materias primas chinas, así como el yuan ganaron terreno. El Índice Compuesto de Shanghái cerró con un alza del 2,6% y el índice de acciones destacadas CSI300 trepó un 2,8%, su mayor avance diario en un mes.

Mnuchin aseguró que las negociaciones con China serán lideradas por Trump, con un "equipo inclusivo" de funcionarios del gobierno en el que estarán él y otros funcionarios del gabinete.

La Casa Blanca dijo que los actuales aranceles del 10% sobre bienes chinos valorados en u$s200.000 millones serán elevados al 25% si no se llega a un acuerdo en 90 días.

En declaraciones realizadas en Beijing, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores chino, Geng Shuang, recalcó que el objetivo final es el levantamiento de todos los aranceles.

"El consenso alcanzado por los líderes de nuestros dos países es detener la imposición de nuevos aranceles y, al mismo tiempo, los líderes de las dos partes instruyeron a sus equipos económicos para que intensifiquen las conversaciones para la retirada de todos los aranceles que han sido impuestos", comentó Geng.

Mnuchin aseguró que China accedió a realizar "compromisos grandes y a largo plazo para comprar gas natural licuado estadounidense" a condición de que Estados Unidos construya suficientes terminales de exportación.