El favorito para ganar la presidencia del Brasil y ganador de la primera vuelta del domingo pasado, Jair Bolsonaro, aclaró ayer que no se convertirá en un candidato de "paz y amor", sino que mantendrá su discurso de línea dura de cara a la segunda vuelta del 28 de octubre. "No puedo convertirme en un pequeño Jair Paz y amor. Sería traicionar quien soy", dijo Bolsonaro en una entrevista de radio. "Tengo que seguir siendo la misma persona" recalcó.

Como prueba de ello, en su primer "tweet" tras la victoria ratificó algunas de sus promesas electorales: "Reduciré el número de ministerios, extinguiré y privatizaré las (empresas) públicas, combatiré el fraude en (el programa) Bolsa-Familia para que quien lo necesite pueda tener amparo humanitario, descentralizaré el poder dando más fuerza económica a los estados y municipios". "La política al servicio de los brasileños", remató.

En tanto el principal asesor político de Bolsonaro, dijo que trabajará para establecer alianzas con legisladores individuales pero que se oponen al Partido de los Trabajadores, que le aseguren al excapitán del Ejército una victoria en el balotaje.

El congresista Onyx Lorenzoni dijo que estaba cumpliendo con el compromiso de campaña de Bolsonaro de poner fin a un sistema de intercambio de favores entre los líderes de los principales partidos de la política brasileña, considerados por muchos como responsables de la corrupción endémica.

Por su parte el candidato presidencial del PT, Fernando Haddad, reiteró su voluntad de formar un amplio frente de fuerzas democráticas para derrotar en segunda vuelta al favorito del Partido Social Liberal. "Voy a conversar con las fuerzas democráticas del país representadas por algunas candidaturas, sí; cité a [los excandidatos presidenciales] Ciro Gomes, Guilherme Boulos (à) estoy manteniendo contactos con algunos gobernadores del Partido Socialista de Brasil (PSB) con quienes tengo una larga tradición de amistad política", dijo Haddad este 8 de octubre en rueda de prensa.

El candidato visitó previamente al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2011) en la Superintendencia de la Policía Federal en Curitiba (sur), donde cumple una condena a doce años y medio de cárcel por corrupción. Haddad sostuvo que el tema que centrará la segunda ronda será la diferencia entre los modelos económicos de Bolsonaro, que califica de "neoliberal" y el del PT, que en su opinión es el único que podrá garantizar el bienestar y la justicia social.

Ver más productos

Aprender a criar a nuestros hijos

Aprender a criar a nuestros hijos

Opciones para los chicos en vacaciones

Opciones para los chicos en vacaciones

Astrología para este 2021

Astrología para este 2021

A 50 años del secuestro de Aramburu

A 50 años del secuestro de Aramburu

Tendencias que te cambian la vida

Tendencias que te cambian la vida

La victoria de River Plate

La victoria de River Plate

Una historia secreta sobre Boca Juniors

Una historia secreta sobre Boca Juniors

La herencia del amor a un club

La herencia del amor a un club

Los libros más buscados en 2020

Los libros más buscados en 2020

Las tendencias que profundizó el COVID

Las tendencias que profundizó el COVID

Ver más productos