El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2011) prometió este jueves una mesa de negociación entre sindicatos y empresarios para reformar la actual legislación laboral en caso de que llegue al Gobierno tras las elecciones de octubre, informaron medios locales.

"Ustedes que me conocen saben que vamos a crear una mesa de negociación; una mesa de negociación puede ser coordinada por el vicepresidente, y ahí estarán los dirigentes sindicales y estarán los empresarios", afirmó Lula durante un evento con los principales sindicatos del país en São Paulo (sureste), según recoge el portal G1​​​.

Lula estaba acompañado de su futuro candidato a vicepresidente, el exgobernador de São Paulo Geraldo Alckmin, por lo que ya dio a entender que sería él el encargado de guiar esas negociaciones.

El expresidente criticó la reforma laboral aprobada durante el Gobierno de Michel Temer (2016-2018), que entre otras cosas creó modalidades de contrato de trabajo sin derecho a vacaciones o paga extra y abrió las puertas a la negociación individual entre los trabajadores y los empresarios, debilitando el papel de los sindicatos.

Como en anteriores ocasiones, Lula afirmó que se inspira en la contrarreforma que el Gobierno de España aprobó recientemente para deshacer la reforma laboral de 2012, destacando que ya ha habido reuniones con representantes del país europeo para tratar de ese asunto y estudiar vías de cooperación.

Durante el acto, Alckmin, antiguo rival de Lula (al que se enfrentó en las elecciones de 2006), alabó el papel de los sindicatos en la historia de país y dedicó diversos elogios al líder del Partido de los Trabajadores (PT).

"Su lucha, la lucha sindical, dio a Brasil el mayor líder popular de este país: Lula; ¡Viva Lula! ¡Vivan los trabajadores de Brasil!", exclamó el exgobernador, hasta hace poco afiliado a un partido de centro-derecha.

Desde hace pocos días, Alckmin forma parte del Partido Socialista de Brasil (PSB), una formación de centro-izquierda aliada al PT; el movimiento fue clave para poder formalizar su candidatura como número dos de Lula.

Fuente: Sputnik