El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, recibió hoy miércoles en Uruguay el premio "Más Verde" por su contribución a la protección del ambiente otorgado por la intendencia (alcaldía) de Montevideo.

La intendenta de la capital uruguaya, Carolina Cosse, dijo que Lula es "un ejemplo" por "su discurso, por su vida y por su acción" durante la ceremonia que tuvo lugar en la Intendencia de Montevideo.

"Es un honor estar en esta ciudad", señaló Lula, acompañado de su esposa Rosângela "Janja" da Silva.

El mandatario señaló que la paridad de género en su partido y en el gobierno montevideano "es una demostración de que las mujeres no necesitan más pedir permiso para que puedan estar donde quieran ellas estar".

Luego de recibir el galardón, Lula salió al balcón del Palacio Municipal y saludó a una multitud que aguardaba su palabra.

Entre los asistentes figuraban miembros de sindicatos, movimientos sociales y del Frente Amplio, partido de izquierda que gobernó a nivel nacional en Uruguay de 2005 a 2020.

"Una de las cosas que me hizo volver a ser presidente es que quiero construir definitivamente la unidad de América latina, y fortalecer el Mercosur (Mercado Común del Sur, conformado por Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay)" para "mejorar la vida de los pueblos", manifestó el mandatario brasileño.

Tras hacer un llamado a "no perder la esperanza", Lula dijo que es necesario "levantar la cabeza" e "indignarnos con las desigualdades sociales, contra los prejuicios de género, los prejuicios raciales, los preconceptos contra las personas más pobres, para que podamos construir un mundo mejor, un mundo más justo y un mundo más solidario".

En su segundo destino internacional tras asumir el 1 de enero y procedente de Buenos Aires, Lula llegó este miércoles a Montevideo, donde fue recibido por el mandatario uruguayo Luis Lacalle Pou en la Residencia Presidencial de Suárez y Reyes.

En su última actividad en Montevideo, el presidente brasileño tenía previsto visitar esta tarde a su amigo, el expresidente uruguayo José Mujica.

Fuente Xinhua