La Justicia brasileña desestimó una denuncia por corrupción pasiva contra el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva y su hermano José Ferreira, conocido como Frei Chico.

"La denuncia es inepta. No es necesario un agudo sentido de la Justicia, solo un poco de sentido común para darse cuenta de que la acusación se basa en interpretaciones y un montón de suposiciones", aseguró Ali Mazloum, juez federal de primera instancia de Sao Paulo.

La Fiscalía interpuso la denuncia la semana pasada y presentó cargos por "corrupción activa" contra el ex director de Odebrecht Alexandrino Alencar, el ex presidente del grupo Marcelo Odebrecht y el ex directivo Emilio Odebrecht.

De acuerdo con la denuncia, entre 2003 y 2015, Frei Chico, activista sindical del sector petrolero, recibió de la constructora Odebrecht un total de 1,1 millones de reales (más de 265.000 dólares en transferencias de 3.000 y 5.000 reales durante ese periodo. Estos pagos, según la denuncia, eran parte de "un paquete de ventajas impropias" ofrecidas a Lula, a cambio de beneficios para Odebrecht del Gobierno federal.

Ver más productos

La Iglesia recuerda a Santa Margarita de Hungría

La Iglesia recuerda a Santa Margarita de Hungría

El presidente Alberto Fernández se quedó "frío" con la decisión del funcionario.

La primera renuncia en el gobierno de Alberto Fernández

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Alberto y Francisco, un encuentro que no sorprende

Ver más productos