El presidente francés, Emmanuel Macron, entradó de lleno en el debate sobre si hay que recortar las ayudas sociales, al señalar que cuestan demasiado y no son eficientes para lo que deberían servir, sacar a la gente de la pobreza.

"Metemos un montón de dinero en subsidios y la gente no sale adelante", señala Macron a sus colaboradores en un video puesto en línea por su responsable de comunicación, Sibeth Ndiaye, en el que se ve al jefe del Estado preparar ayer en el Elíseo un discurso que debe pronunciar hoy sobre la política social.

Con un lenguaje informal, el presidente explica que en esa intervención su mensaje va a ser: "ponemos demasiado dinero, desresponsabilizamos y nos dedicamos a curar. Toda nuestra política social -que debe prevenir- nos costará menos y hay que responsabilizar mejor a todos los actores".

Critica los dispositivos actuales porque "los pobres se quedan pobres, los que caen en la pobreza se quedan pobres. Tenemos que tener algo que permita a la gente salir adelante. Con la educación".

"Hay que prevenir la pobreza y responsabilizar a la gente para que salga de la pobreza. Y con la sanidad, lo mismo. Todo el sistema sanitario que quiero repensar es para ir a más prevención (...). Es una política de responsabilidad porque todo el mundo chupa del bote".

Desde hace un mes se ha generado un debate en Francia sobre la voluntad del Gobierno de una reforma de las ayudas sociales. El planteo oficial que viene realizando el gobierno de Macro es que la reestructuración apunta a que se puede tener un sistema más eficaz pero los sectores críticos señalan que la sospecha es que el principal objetivo es otro: ahorrar dinero público.