El presidente francés Emmanuel Macron afirmó que "los crímenes de la colonización europea son innegables", en un discurso en la Universidad de Uagadugú, en Burkina Faso, y pidió una "nueva relación" con Africa, en el inicio de una gira por países de ese continente.

“Hay errores y crímenes, grandes cosas e historias felices”, pero “los crímenes de la colonización europea son innegables”, declaró el presidente Macron. Es “un pasado que debe pasar”, citó Efe.

“No es simplemente un diálogo franco-africano el que debemos reconstruir juntos, sino un proyecto entre ambos continentes, una relación nueva vuelta a pensar en su buena dimensión”, entre África y Europa, dijo.

“África no está ni perdida ni salvada, es un continente central”, donde se cruzan “todos los desafíos contemporáneos”, añadió. Reiteró su voluntad de ayudar a la constitución de la fuerza multinacional del G5 Sahel para luchar contra grupos yihadistas.

Anunció que “propondrá una iniciativa euro-africana” para “golpear a las organizaciones criminales y las redes” de traficantes de personas que explotan a los inmigrantes subsaharianos, algunos de los cuales son esclavizados.

El presidente francés prometió “un apoyo masivo a la evacuación de las personas en peligro” en Libia, calificando la venta de migrantes como esclavos de “crimen contra la humanidad”, en un discurso ante estudiantes de Burkina Faso.

Macron prometió que Francia sería un “socio privilegiado de África” en la lucha contra el calentamiento climático, y subrayó que es necesario hacer que “la energía sea más accesible, aunque también más limpia”.

Macron prometió “duplicar” las asociaciones con las universidades y escuelas africanas y visas de larga duración para los africanos que obtuvieron diplomas en Francia.