El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, pidió condenar los actos de violencia e intentos de golpe de Estado en ese país, que afirmó son impulsados por la oposición con respaldo de gobiernos extranjeros.

"Reitero el llamado a la unión de todos los sectores de la vida nacional para que rechacemos cualquier vestigio de violencia, de golpismo o de fascismo criminal, que pretenda imponerse en nuestra patria; en Venezuela prevalecerá la democracia, la estabilidad y la paz de Venezuela", escribió el mandatario en su cuenta en Twitter.

El Jefe de Estado hizo este llamado a una semana de que el ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, aseguró que las autoridades de inteligencia y las fuerzas armadas lograron frustrar un plan de golpe de Estado que tenía previsto ejecutarse entre el 23 y el 24 de junio.

De acuerdo con lo que expuso Rodríguez, el plan era asesinar a Maduro, a su esposa Cilia Flores, y al presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello. Además, el ministro detalló que también tenían previsto secuestrar al comisario Freddy Bernal, al director del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional, Gustavo González López, y al ministro de Interior Justicia y Paz, Néstor Reverol.

Por ese caso se encontraba detenido desde el pasado 21 de junio, junto a otras 13 personas, el capitán Rafael Acosta Arévalo, quien falleció el 29 de junio presuntamente por torturas que le ocasionaron dos funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana.