El ministro de Hacienda de Brasil, Henrique Meirelles aseguró ayer que la actual gestión de Petrobras está en la dirección correcta, pero advirtió que "dependiendo de la evolución de las cosas en el futuro", la privatización de la estatal puede ser considerada.

"Sobre la cuestión de la privatización, hay que mirar desde el punto de vista del respeto a las tradiciones, a la historia. La línea (de administración) tiene que ser cada vez más de empresa privada, profesionalizada. Dependiendo de la evolución de las cosas en el futuro, quien sabe se llegue a ese paso (de privatizar)", dijo Meirelles en un evento organizado por la revista Veja.

El ministro también defendió la privatización de Electrobras en el corto plazo, y entiende que el sector eléctrico está más maduro para el proceso de venta. "La privatización de Eletrobras será tan relevante para el país como fue la de Telebras en los años 1990".

En agosto de este año el presidente Michel Temer anunció una avalancha de privatizaciones, una lista de 58 activos que abarca puertos, aeropuertos -incluido la rentable terminal aérea de Congonhas, en el estado de San Pablo-, licitaciones petroleras y gestión de loterías. En la lista figuraban igualmente Eletrobras, la mayor empresa de energía de América latina, y hasta la misma Casa de la Moneda, que imprime la divisa nacional y los pasaportes.

Para completar el cuadro y las polémicas, el gobierno decidió abrir a la explotación minera privada un área de más de 40.000 km² en plena selva amazónica.

Según las evaluaciones, el Estado podría recaudar con las privatizaciones unos 40.000 millones de reales (12.700 millones de dólares) antes de fines de 2018, cuando debe concluir el mandato del presidente Michel Temer.

Reforma previsional

Asimismo, consultado por la prensa, Meirelles dijo que ve posible una aprobación en la Cámara de Diputados el próximo 6 de diciembre, de la reforma de previsional. "Creo que es viable", dijo el ministro y agregó: "Necesitamos de una reforma equilibrada y que traiga beneficios fiscales".

Por otro lado, durante una entrevista en las oficinas de Bloomberg, Meirelles dijo que la recuperación de Brasil de su recesión más profunda repuntó en el tercer trimestre y aseguró que no requiere más estímulo.

El crecimiento en el tercer trimestre debería ser más rápido que la expansión de 0,2 por ciento en los últimos tres meses y el gobierno revisará su pronóstico del producto interno bruto para la próxima semana, dijo Meirelles en las oficinas de Bloomberg en San Pablo.

"Anticipamos que el PBI tenderá a sorprender positivamente en comparación con el consenso", dijo el exejecutivo de Wall Street, de 72 años, y exjefe del banco central brasileño. "El país ya está creciendo, creando empleos".