Al menos 613 civiles han muerto y 948 han resultado heridos en Somalia desde enero de este año, dijo hoy lunes un alto funcionario de la Organización de las Naciones Unidas ( ONU).

Volker Turk, el alto comisionado de las Naciones Unidas para Derechos Humanos, denunció el drástico aumento de las víctimas civiles en Somalia, debido en gran parte a los ataques del grupo al-Shabab, los que han exacerbado la de por sí sombría situación humanitaria y de derechos humanos para el pueblo de Somalia, indicó.

"Este año se ha registrado un alto abrupto de una disminución general en las muertes y lesiones documentadas desde 2017. Me preocupa profundamente que más somalíes continúen perdiendo la vida a diario" , dijo Turk en un comunicado.

De acuerdo con la ONU, la mayoría de las víctimas se han debido a artefactos explosivos improvisados, de los cuales al menos 94 por ciento se atribuyen a al-Shabab. Los atentados suicidas de al-Shabab también han dejado víctimas.

Turk pidió a todas las partes del conflicto que cumplan sus obligaciones estipuladas por el derecho internacional humanitario y que garanticen la protección de los civiles.

Fuente Xinhua