La Oficina Integrada de la ONU en Haití (Binuh) condenó este miércoles la violencia de las pandillas en la zona norte y noreste de Puerto Príncipe y criticó particularmente el reclutamiento de menores para integrar esas bandas.

"Binuh condena la violencia de bandas armadas desde el 24 de abril que afecta a las comunas del norte y noreste de Puerto Príncipe, matando a decenas de haitianos e hiriendo y desplazando a miles más", declaró el organismo en un comunicado​​​.

Desde hace casi dos semanas las bandas 400 Mawozo y Chen Mechan se enfrentan por el control de los territorios en esa zona, que conecta a la capital con los departamentos del norte.

El 27 de abril, Protección Civil informó que al menos 20 personas murieron durante los enfrentamientos, que también dejaron decenas de lesionados, numerosas viviendas dañadas y el desplazamiento forzado de miles de personas, mientras otras se encuentran obligadas a recluirse en sus viviendas.

Una semana después la situación no mejoró, y la ONU expresó su preocupación porque muchas de esas pandillas reclutan menores a sus filas, lo cual, aseguraron, constituye una de las seis violaciones graves de los derechos de los niños.

"Binuh alienta la implementación de la estrategia nacional para reducir la violencia comunitaria y llama a las autoridades a procesar a los presuntos responsables mientras continúan los esfuerzos en la lucha contra las bandas armadas y la protección de los derechos humanos", manifestó la instancia.

A la guerra entre 400 Mawozo y Chen Mechan se sumaron el lunes las hostilidades entre el G-9 y aliados, que reúne a varias bandas capitalinas, y sus rivales Ti-Gabriel, lo que provocó pánico en la barriada de Cité Soleil.

También este miércoles se escucharon fuertes detonaciones de armas automáticas en Tabarre 27, y el Gobierno tuvo que desmentir la adopción de un decreto de estado de urgencia por la seguridad.

Fuente: Sputnik