La Organización de las Naciones Unidas (ONU) solicitó el miércoles a la comunidad internacional no rendirse y ayudar a reconstruir Haití, tras el terremoto que asoló el país en agosto pasado.

"Este no es el momento de rendirse porque el pueblo de Haití nunca se rinde​​​. Una y otra vez, lamentan sus pérdidas y luego se recuperan y recomponen sus vidas", dijo a los donantes la secretaria general adjunta de la ONU, Amina Mohammed, en la apertura de la conferencia internacional para recaudar fondos con sede en Puerto Príncipe.

Mohammed indicó que el país se encuentra en una encrucijada y es crucial proteger los años de inversión en estabilidad y desarrollo, y aseguró que las instituciones nacionales están listas para liderar ese proceso.

Según las estimaciones oficiales, el país necesita unos 2.000 millones de dólares para reconstruir la región sur, luego de que el 14 de agosto un sismo de magnitud 7,2 provocó la muerte de al menos 2.200 personas y causó daños generalizados en la infraestructura.

Fuente: Sputnik