El presidente Donald Trump declaró que EE.UU. estaba "ganando" la guerra comercial, un día después de alcanzar una tregua temporal con el presidente chino Xi Jinping. En una visita a Corea del Sur, Trump dijo en una conferencia de prensa que la Reserva Federal "no nos ha ayudado en absoluto" en la disputa comercial con Beijing. "A pesar de eso, estamos ganando y estamos ganando en grande porque hemos creado una economía que no tiene rival", señaló.

Trump dijo después de la reunión del G20 que mantendría los aranceles actuales sobre importaciones chinas, mientras que permitiría a las empresas estadounidenses continuar haciendo negocios con la empresa china Huawei Technologies.