El Producto Interno Bruto ( PIB) de Argentina creció 6,9 por ciento interanual en el segundo trimestre del año y acumuló un aumento del 6,5 por ciento en el primer semestre, de acuerdo con datos difundidos hoy martes por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

El país sudamericano registró en el período abril-junio un crecimiento en 16 de los 17 rubros de la economía relevados por el INDEC, siendo el de Agricultura, Ganadería, Caza y Silvicultura el único en registrar una contracción que fue del 5,2 por ciento.

En el rubro de hoteles y restaurantes la actividad creció un 53,9 por ciento; seguido de la pesca con 24,1 por ciento; la explotación de minas y canteras con 15,5 por ciento y el transporte y las comunicaciones con un 11,5 por ciento.

Por su parte, la industria manufacturera creció 7,7 por ciento; el comercio 9,7 por ciento y la construcción 9,9 por ciento, detalló el INDEC.

En el segundo trimestre, las importaciones de bienes y servicios, medidas a valores FOB, crecieron 23,1 por ciento mientras que las exportaciones lo hicieron 9,3 por ciento.

El consumo privado creció un 10,7 por ciento; el consumo público 5,3 por ciento y la formación bruta de capital fijo (formación de activos) un 18,8 por ciento, detalló la entidad estatal.

Desde el Ejecutivo argentino se tiene previsto un crecimiento del PIB del 4 por ciento para este 2022.

De acuerdo con analistas privados consultados por el Banco Central de Argentina (BCRA), la economía doméstica podría cerrar con un alza del 3,6 por ciento.

Fuente Xinhua