Derrotado en las últimas dos elecciones en España y luego expulsado del liderazgo de su partido antes de regresar por la puerta grande, el socialista Pedro Sánchez está a punto de ganar una apuesta arriesgada para alcanzar el poder en España.

Encabezando una ola de indignación por la condena judicial del Partido Popular de Mariano Rajoy en un caso de corrupción (el caso Gurtel), este ex profesor de economía de 46 años vio recompensada su obstinación al conseguir en principio todos los apoyos para aprobar una moción de censura contra el líder conservador.

"Su soledad, señor Rajoy, constituye el epitafio de un tiempo político, el suyo, que ya se ha terminado", lanzó Sánchez ayer en el Congreso de los Diputados.

Rajoy "ya forma parte de un tiempo pasado al que este país está a punto de pasar página, y lo que conviene a España es mirar al futuro sin miedo", expresó, impecablemente vestido de traje oscuro.

Con solo 84 escaños de 350 en la Cámara Baja, Sánchez, quien no es diputado, está obligado a pactar con la izquierda radical de Podemos, los independentistas catalanes y los nacionalistas vascos, con quienes previsiblemente logrará aprobar hoy la moción de censura que echará a Rajoy del poder.

Nacido el 29 de febrero de 1972 en Madrid, creció en una familia acomodada, de padre empresario y madre funcionaria. Al tiempo que le dedicaba muchas horas al baloncesto (mide 1,90 m) estudió Económicas, primero en su ciudad y luego en Bruselas.

Amante de la política desde joven, según sus compañeros de clase, fue concejal municipal en Madrid de 2004 a 2009, cuando se convirtió en diputado y su carrera despegó.

Propulsado en 2014 a la cabeza de un PSOE debilitado gracias a las primeras primarias del partido, llegó por detrás de Rajoy en las elecciones de diciembre de 2015.

Intentó formar gobierno con los partidos emergentes de Podemos y Ciudadanos, pero la iniciativa se vino a pique.

En la repetición de elecciones en junio de 2016, el PSOE registró su peor resultado desde el restablecimiento de la democracia española en 1977. Sánchez fue defenestrado por una rebelión interna de su partido, que lo culpaba de los malos resultados en las urnas.

Pero volvió por la puerta grande en mayo de 2017, cuando los militantes lo devolvieron a la cabeza del partido.

Pese a que hizo frente común con Rajoy en los últimos meses frente a la tentativa independentista en Cataluña, Sánchez será recordado por el PP por lograr la caída de un jefe de gobierno que había sobrevivido a numerosas crisis.

Ver más productos

Diego Armando Maradona y el último mundial

Diego Armando Maradona y el último mundial

Cuentos de buenas noches

Cuentos de buenas noches

Astrología: claves para conocer tu futuro

Astrología: claves para conocer tu futuro

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

ATR: el boom del placer

ATR: el boom del placer

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Para aprender con los chicos

Para aprender con los chicos

¡Más crianza menos terapia!

¡Más crianza menos terapia!

Descubrí tu destino con Mia Astral

Descubrí tu destino con Mia Astral

Un Atlas para fanáticos del fútbol

Un Atlas para fanáticos del fútbol

Ver más productos