El alcalde de Porto Alegre, Nelson Marchezan, pidió al gobierno de Brasil que le envíe tropas militares para evitar o contener eventuales disturbios el 24 de este mes, día en que un tribunal revisará la condena a prisión impuesta al ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva y que, de confirmarse, le impedirá ser candidato para volver a ese cargo en las elecciones de octubre próximo.

"Solicité al presidente Michel Temer el apoyo de la Fuerza Nacional y del Ejército brasileño para actuar el día 24", informó Marchezan en su cuenta de Twitter.

"Debido a las manifestaciones de líderes políticos que convocan a una invasión en Porto Alegre, tomé esa medida para proteger al ciudadano y el patrimonio público", agregó el jefe del gobierno local.

El 24 de este mes, Lula afrontará en Porto Alegre la revisión de la condena a nueve años y medio de cárcel por corrupción que le impuso el año pasado un tribunal de primera instancia.