El presidente de Bolivia, Luis Arce, dijo hoy martes que su gobierno apuesta a la demanda interna para impulsar la expansión del Producto Interno Bruto ( PIB).

"Ante la crisis internacional, nuestra política económica prioriza la demanda interna para garantizar el crecimiento. Del 3,97 por ciento que se expandió el PIB en el primer trimestre de 2022, la demanda interna tuvo una incidencia positiva de 3,4 por ciento recuperando su rol protagónico en la economía", escribió el mandatario en su cuenta de Twitter.

De acuerdo con el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, el PIB de Bolivia creció 6,1 por ciento en 2021 y para este año el gobierno nacional proyecta una expansión del 5,1 por ciento.

El economista y gerente general del privado Instituto Boliviano de Comercio Exterior, Gary Rodríguez, dijo a Xinhua este martes que el comportamiento de la expansión del PIB boliviano se debe principalmente a la recuperación de las actividades con una "nueva normalidad", tras la emergencia sanitara generada por la enfermedad del nuevo Coronavirus (COVID-19).

"La reactivación económica, recuperación de la demanda interna, la estabilidad son claves para que este año el crecimiento del PIB continúe estable y se acerque a las proyecciones definidas por el gobierno y el Banco Central de Bolivia", aseveró.

A decir del economista, el crecimiento positivo del PIB que experimenta Bolivia este año refleja que el país tiene una economía estable y describe una trayectoria de recuperación económica sostenida.

Recordó que la demanda interna corresponde al gasto que hacen las personas, empresas y el gobierno en bienes y servicios, tanto para consumo como para inversión.

El estatal Instituto Nacional de Estadística informó el mes pasado que la construcción, el transporte aéreo y férreo, además de la provisión de energía eléctrica, fueron los principales sectores que impulsaron el crecimiento económico en el primer trimestre del año.

Fuente Xinhua