La escasez de alimentos para completar el menú navideño y las dificultades en el suministro de gas, electricidad y agua provocaron protestas en varias ciudades de Venezuela que se extendieron desde la madrugada del miércoles hasta la mañana de ayer.

En Caracas, vecinos de las comunidades de Antímano y La Vega, en el oficialista oeste capitalino, decenas de personas salieron a la calle para reclamar que el pernil prometido por el Gobierno para completar su menú navideño no llegó.

Según medios locales, en La Vega fueron dispersados con gases lacrimógenos por la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), apoyada por unidades antimotines.