La Asamblea General de la ONU adoptó hoy una resolución para pedir esfuerzos para resolver la cuestión de Palestina.

La resolución reitera el llamado de la asamblea para conseguir el logro, sin demora, de una paz integral, justa y duradera en Oriente Medio sobre la base de las resoluciones relevantes de la ONU y para el fin de la ocupación israelí, y reafirma su apoyo inquebrantable a la solución de dos Estados.

Hace hincapié en la necesidad de realizar urgentemente esfuerzos colectivos para iniciar negociaciones creíbles sobre todas las cuestiones relativas al estatuto final en el proceso de paz en Oriente Medio, y pide una vez más que se intensifiquen los esfuerzos de las partes hacia la conclusión de una paz final justa, duradera y amplia.

También pide la convocatoria oportuna de una conferencia internacional en Moscú para avanzar y acelerar el logro de una solución.

La resolución exhorta a ambas partes a actuar con responsabilidad para revertir urgentemente las tendencias negativas y crear las condiciones necesarias para un horizonte político creíble y el avance de los esfuerzos de paz.

Exhorta a Israel a cumplir estrictamente con sus obligaciones en virtud del derecho internacional y a cesar todas las medidas contrarias al derecho internacional, incluidas todas las acciones unilaterales en el territorio palestino ocupado que tienen por objeto alterar la composición demográfica, el carácter y el estatus del territorio y de este modo prejuzgar el resultado final de las negociaciones de paz.

Hace hincapié en la necesidad, en particular, de poner fin de inmediato a todas las actividades de asentamiento, confiscación de tierras y demoliciones de viviendas; de adoptar medidas para garantizar la rendición de cuentas y de poner en libertad a los presos y fin a los arrestos y detenciones arbitrarias.

Destaca además la necesidad de una cesación inmediata y completa de todos los actos de violencia, incluidos los ataques militares, la destrucción y los actos de terror, así como todos los actos de provocación e incitación.

La resolución pide la retirada de Israel del territorio palestino ocupado desde 1967, incluida Jerusalén Este; la realización de los derechos inalienables del pueblo palestino, principalmente el derecho a la autodeterminación y el derecho a su Estado independiente; y una resolución justa del problema de los refugiados palestinos.

También insta a todos los Estados y a las Naciones Unidas a continuar y acelerar la provisión de asistencia económica, humanitaria y técnica al pueblo palestino y al Gobierno palestino para ayudar a aliviar la grave situación humanitaria en el territorio palestino ocupado, para rehabilitar la economía y la infraestructura palestinas y para apoyar el desarrollo y fortalecimiento de las instituciones palestinas y los esfuerzos de construcción del Estado palestino en preparación para la independencia.

La resolución fue aprobada con 153 votos a favor, nueve en contra y 10 abstenciones.

Fuente Xinhua