Rusia expresa una firme protesta ante Letonia por la decisión del Parlamento letón (Saeima) de permitir la demolición de monumentos a los soldados soviéticos, declaró la portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova.

Señaló que el embajador letón en Moscú, Maris Riekstins, fue convocado este miércoles al Ministerio de Exteriores donde "le expresaron una firme protesta y le entregaron una nota correspondiente por la decisión provocativa de la Saeima letona del 12 de mayo de suspender el artículo 13 del Acuerdo entre el Gobierno de la Federación de Rusia y el Gobierno de la República de Letonia sobre la protección de los militares rusos jubilados y miembros de sus familias que residen en Letonia del 30 de abril de 1994, que da luz verde a la demolición de monumentos soviéticos"​​​.

Recordó que Rusia y Letonia, al firmar el acuerdo correspondiente, acordaron que no puede ser cancelado o suspendido de forma unilateral. De este modo, agregó, la decisión del Parlamento letón viola la Convención de Viena sobre el Derecho de los Tratados.

"Esta violación da motivos a Rusia para plantear la cuestión de la responsabilidad jurídica internacional de Letonia, que se expresa, en particular, en la obligación de esta última de indemnizar los daños, incluido en forma de compensación por los daños causados ​​por dicha violación", precisó.

De acuerdo con el derecho internacional, Moscú se reserva el derecho de tomar medidas de represalia correspondientes, concluyó.

El pasado viernes el ayuntamiento de Riga, capital de Letonia, durante una reunión extraordinaria, votó a favor de desmantelar el monumento a los Libertadores de la ciudad.

Previamente los servicios municipales de la ciudad retiraron con un tractor los ramos y coronas florales que cubrían la plaza junto al monumento. Más tarde, los residentes de la ciudad comenzaron nuevamente a depositar flores en ese lugar.

Fuente: Sputnik