El Partido Socialdemócrata alemán (SPD) ratificó en un referéndum la coalición para formar gobierno con el bloque conservador de la canciller Angela Merkel.

De esta manera, la canciller asumirá en las próximas semanas su cuarto mandato al frente de la primera economía europea tras cinco meses de parálisis del Ejecutivo.

La votación, a la que estaban llamados más de 463.000 militantes, era el último escollo para poner en marcha un nuevo gobierno en Alemania, luego de que conservadores y socialdemócratas acordasen a principios de febrero un pacto y el reparto de los ministerios.

"Felicito al SPD por este claro resultado y me alegro de poder proseguir con la colaboración para el bien de nuestro país", celebró Merkel en la cuenta de Twitter de su partido, la Unión Demócrata Cristiana (CDU).

La canciller podría ser investida en dos semanas, posiblemente el 14 de marzo, dando inicio a una cuarta magistratura y la tercera en alianza con los socialdemócratas, algo que ha pasado factura al SPD en las urnas además de detonar una evidente fractura interna.

Con casi un 80% de participación de sus afiliados, unos 239.604 afiliados del SPD -un 66,02 %- votaron a favor del acuerdo de gobierno con la Unión Demócrata Cristiana y la Unión Socialcristiana (CDU/CSU), frente a los 123.329 militantes, un 33%, que optaron por el "no".

En cuanto a la participación, emitió su voto el 78,39 % de los 463.723 miembros del partido, un punto porcentual más que hace cuatro años cuando validaron la gran coalición del anterior gobierno.