Cataluña está dividida prácticamente en partes iguales en torno de su secesión de España, con una leve ventaja para los que no quieren un Estado independiente, que representan un 40,2% frente al 39,2% que apuestan por la ruptura. Así lo muestra un estudio realizado por el Observatorio de la radio Cadena Ser, que refleja por el contrario que en el conjunto de España el “no” a la independencia es mayoritario, con un 71% de respaldo frente al 10,1% de españoles que sí quiere que Cataluña sea un Estado soberano.

Preguntados sobre las posibles soluciones al conflicto catalán, el 25,1% de los españoles cree que debe haber un referéndum pactado con el Estado español, frente a otras opciones como una reforma constitucional para transformar a España en un Estado federal (21,1%), la formación de un gobierno no independentista en Cataluña (21,1%), o la reducción del autogobierno (16%).

La opción del referéndum pactado es también la apuesta del 48,9% de los residentes catalanes, y del 79% entre los independentistas.

En tanto, más del 62 % de españoles y un 43,5% de catalanes consideran que la decisión del presidente Mariano Rajoy de llamar a elecciones anticipadas está “bien”, frente al 24% de españoles que dice que está “mal o regular” y el 50,6% de catalanes que optan por estas últimas opciones.