El presidente del Tribunal Superior Electoral (TSE) de Brasil, Alexandre de Moraes, dio hoy martes un plazo de 24 horas para que el Partido Liberal (PL), del presidente Jair Bolsonaro, presente una auditoría completa de las urnas electrónicas utilizadas en las elecciones generales del mes pasado.

La resolución fue en respuesta a la petición presentada por el PL al TSE para anular los votos emitidos en varios modelos de urnas electrónicas utilizadas en la segunda vuelta, las cuales supuestamente presentaron un mal funcionamiento.

El presidente del TSE respondió que, so pena de un rechazo, el partido "debe añadir a la petición inicial (fundamentos) para que el pedido abarque ambos turnos de las elecciones en un plazo de 24 horas", debido a que las urnas cuestionadas también fueron utilizadas en la primera vuelta.

En la primera vuelta, realizada el 2 de octubre, además de la elección presidencial y de gobernadores, fueron electos diputados y senadores.

El PL consiguió en esa ocasión una importante votación, con 99 diputados y 8 senadores electos.

Tras la segunda vuelta efectuada el 30 de octubre, el TSE anunció la victoria del candidato presidencial del Partido de los Trabajadores (PT), Luiz Inácio Lula da Silva, con 60,3 millones de votos (50,9 por ciento de los votos válidos), ante el presidente Jair Bolsonaro, quien obtuvo 58,2 millones de votos (49,1 por ciento).

Este martes, al presentar la petición ante el TSE, el presidente del PL, Valdemar Costa Neto, dijo que la auditoría "no expresa la opinión del Partido Liberal, sino que es el resultado de estudios elaborados por expertos de alto nivel".

El partido alegó que en cinco de los seis modelos de urnas utilizados habría ocurrido un "mal funcionamiento irreparable", de acuerdo con la revisión técnica contratada por el PL.

Fuente Xinhua