Después de una semana en la que se dedicó a potenciar la escalada de tensión y apuntar contra los gobiernos de Siria y de Rusia, el Gobierno de Donald Trump, suavizó su discurso sobre una posible acción militar n respuesta al presunto ataque con armas químicas en Duma el sábado, en el que fallecieron al menos 43 personas.

El primero en dar un paso atrás fue el propio Trump, quien a primera hora del día utilizó su cuenta personal de Twitter para matizar sus palabras con las que había insinudado que habría un ataque era inminente sobre Siria.

"Nunca dije cuándo se producirá el ataque a Siria. Podría ser muy pronto o no tan inmediato", afirmó Trump temprano y completó: "Estamos analizando la situación de manera muy seria. Es muy complicado que el mundo nos ponga en una situación como esa", agregó sin ofrecer más detalles.

En tanto, el secretario del Departamento de Defensa, James Mattis, durante una audiencia del comité de Servicios Armados de la Cámara de Representantes sostuvo que aún se están "buscando las pruebas" que permitan tomar una decisión respecto del ataque en Duma.

Mattis opinó que estas pruebas sólo se podrán obtener con la autorización del gobierno del presidente sirio Bashar al Assad para que trabajen en el terreno los inspectores de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ).

Precisamente, fuentes del Ministerio de Exteriores sirio han asegurado hoy que se le han ofrecido todas las facilidades a la OPAQ para que lleva a cabo dicha investigación.

Estas afirmaciones contrastan con el tono beligerante adoptado por el mandatario desde el pasado domingo, apenas un día después de que decenas de personas fallecieran en Duma con "síntomas relacionados con una exposición a químicos altamente tóxicos", según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El domingo Trump calificó de "atroz" el ataque y acusó a Irán y a Rusia de connivencia con el "animal (Bashar al) Assad", el lunes declaró que se tomaría "entre 24 y 48 horas" para sopesar las posibles represalias y, finalmente, el miércoles avisó al Kremlin de que golpearía a Siria con sus misiles "suaves y nuevos e ¡inteligentes!.

El miércoles, después de que Trump retara al Kremlin con el lanzamiento de sus misiles, Mattis aseguró que el Pentágono estaba preparado para "proporcionarle al presidente la respuesta militar que determine", pero reconoció que aún se estaban "recabando informes de inteligencia" sobre los detalles del ataque.

Incluso la Casa Blanca tuvo que salir a negar que el presidente se hubiera marcado una "ventana de tiempo" para ordenar un ataque contra el gobierno del presidente Al Assad. "Existe una preocupación táctica porque estamos tratando de evitar la muerte de inocentes", concedió Mattis.

Ver más productos

Diego Armando Maradona y el último mundial

Diego Armando Maradona y el último mundial

Cuentos de buenas noches

Cuentos de buenas noches

Astrología: claves para conocer tu futuro

Astrología: claves para conocer tu futuro

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

ATR: el boom del placer

ATR: el boom del placer

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Para aprender con los chicos

Para aprender con los chicos

¡Más crianza menos terapia!

¡Más crianza menos terapia!

Descubrí tu destino con Mia Astral

Descubrí tu destino con Mia Astral

Un Atlas para fanáticos del fútbol

Un Atlas para fanáticos del fútbol

Ver más productos