A pedido del gobierno de Estados Unidos, las autoridades de Canadá detuvieron a Meng Wanzhou, directora financiera de la marca china de móviles y telecomunicaciones Huawei e hija del director y fundador de la compañía, por violar presuntamente las sanciones del país norteamericano sobre Irán.

El arresto ocurrió el 1 de diciembre en medio de la tregua en la guerra comercial entre Estados Unidos y China y amenaza con romper este reciente acuerdo pactado en Buenos Aires durante la cumbre del G20, según consigna el diario El País. El Gobierno chino pidió su inmediata liberación y el esclarecimiento de los motivos que la mantienen detenida, mientras que desde Washington está solicitada su extradición pero por secreto judicial aún no se conocen detalles.

Los mercados, por su parte, se sacudieron por la detención de Meng. Luego de que Canadá hiciera pública la noticia, Hong Kong cayó un 2,5% y las acciones en Tokio cerraron con una baja de 1,9%.

En tanto, los mercados en Shangai se desplomaron un 1,7%, mientras que los futuros de las acciones estadounidenses apuntaban a una baja de más del 1%. Los principales índices en Europa cayeron alrededor de 1% y 1,5% durante la mañana de ayer.

Estados Unidos manifestó en los últimos meses su "preocupación" por la información que podría obtener China a través de los productos y servicios de Huawei, poniendo así en peligro la seguridad nacional norteamericana.

La empresa radicada en Beijing negó en reiteradas oportunidades las acusaciones, a la vez que desconoció cualquier posible "delito" por parte de Meng, afirmó cumplir todas las leyes aplicables en los países en los que opera y aseguró haber recibido "muy poca información sobre las acusaciones".

La compañía china se posiciona como la mayor fabricante de teléfonos inteligentes del mundo al superar a Apple en el segundo trimestre del año.

Las acciones de las empresas de componentes y semiconductores cayeron ayer en medio de una amplia caída de las acciones a nivel mundial, ya que KeyBanc Capital Markets señaló que el arresto de la directora financiera de Huawei Technologies podría ser incluso peor para los proveedores de tecnología que el embargo de ZTE a principios de este año.

"Esto podría tener un impacto similar, si no mayor, en la cadena de oferta que el embargo a ZTE si la situación se intensifica", escribió en una nota John Vinh, analista de KeyBanc.

"Las alteraciones a corto plazo en los proveedores de semiconductores serán inevitables" en caso de que se imponga un embargo a Huawei, dijo Mark Li, analista de Bernstein, en una nota a los clientes.

Si bien un embargo podría "evitarse de buena forma" si se llega a un acuerdo, que exista esa posibilidad demuestra que "las fricciones comerciales entre Estados Unidos y China no se resolverán pronto", puntualizó.