La oficialista Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de Venezuela aprobó un ley que inhabilita a los partidos y organizaciones políticas que promuevan el “odio” en el país, con lo cual no podrán participar en elecciones quienes incurran en delitos de intolerancia y “fascismo”.

La medida fue aprobada y es parte de la “Ley contra el Odio, por la Convivencia Pacífica y la Tolerancia”, que fue votada este lunes por unanimidad y entrará en vigor una vez que sea publicada en la gaceta oficial, informó la agencia EFE.

Durante la sesión, la ANC explicó que los partidos que “promuevan el fascismo, la intolerancia o el odio nacional, racial, étnico, religioso, político, social, ideológico, de género, orientación sexual (...) y de cualquier otra naturaleza que constituya incitación a la discriminación y la violencia no podrán ser inscritos” ante el Consejo Electoral.

Se estableció, asimismo, que de incurrir en uno de estos delitos también se “revocará la inscripción de aquellos partidos políticos y organizaciones políticas que incumplan” con lo previsto en la ley.