Citando las Escrituras y pidiendo justicia en nombre de Dios, el anciano pastor bautista Chu Yiu-ming convirtió las gradas de un tribunal de Hong Kong en su púlpito, después de que él y otros ocho activistas fueran declarados culpables por la llamada "Revolución de los Paraguas".

"Nos esforzamos por la democracia, por la libertad, la igualdad y el amor universal. La libertad política significa más que la lealtad al Estado. El derecho humano es un don que Dios nos ha dado y que ningún régimen político puede quitarnos arbitrariamente", proclamó Chu ante la corte.

Ahora, aguardan a la sentencia, prevista para hoy, después de haber sido declarados culpables el pasado día 9 por "conspiración para causar alteración del orden público" mediante su participación en las protestas a favor del "Movimiento de Ocupación de la Sede Central" y la "Revolución de los Paraguas".

Junto a miles de hongkoneses más, Chun y los otros ocho se manifestaron durante más de dos meses en 2014 en respuesta a una reforma de la ley electoral aprobada por Pekín para la elección del jefe ejecutivo de Hong Kong: si bien establecía el sufragio universal, restringía y condicionaba de facto la presentación de candidaturas al visto bueno del Partido Comunista de China (PCCh).

Joshua Wong, líder estudiantil de la protesta que se convirtió en la cara del movimiento y que fue condenado a seis meses de prisión en 2017, asegura a Efe que la protesta no fue en vano: "Aunque no hemos podido conseguir el sufragio universal y elecciones libres, esto se va a convertir en un legado para la sociedad hongkonesa".

A su parecer, este veredicto y la condena que le vendrá aparejada son "un espejo de cómo los políticos utilizan las cortes para oprimir a los activistas", algo que, no obstante, "no disuadirá al grupo de continuar su lucha por la reforma política y la autodeterminación en Hong Kong".

Sea cual sea la sentencia, Wong y los suyos quieren seguir con las movilizaciones, que en este caso incluyen también su oposición a una polémica ley de extradición mediante la cual se permitiría la transferencia de "fugitivos" a cualquier jurisdicción con la que Hong Kong carezca de un acuerdo de extradición, incluida China.

Esto despertó el temor en la excolonia británica de que la ciudad extraditara a personas al otro lado de la frontera para enfrentarse al sistema judicial chino. Por su parte, el director de la Oficina de Enlace del Gobierno de Pekín en Hong Kong, Wang Zhimin, considera que el veredicto se ajusta a la ley: "Muchos ciudadanos -dijo Wang- creen que esto es una victoria para Hong Kong, una victoria para la ley".

Varias organizaciones internacionales defensoras de los derechos humanos, como Amnistía Internacional o Human Rights Watch (HRW), han criticado directamente a Pekín y Hong Kong a raíz del veredicto, e incluso han pedido que revoquen su decisión. "Al tachar de alteración del orden público unas protestas pacíficas que demandaban derechos, los tribunales de Hong Kong están enviando un terrible mensaje, enfriando aún más la libertad de expresión en Hong Kong", señaló tras las última vista judicial Maya Wang, de HRW.

Ver más productos

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo hacer ayuno intermitente de manera saludable

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Cómo ser padres en el Siglo XXI

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

Historias de mujeres que cambiaron el mundo contadas para niñas rebeldes

¿Qué regalar el día del padre?

¿Qué regalar el día del padre?

Sexo ATR y gratis a tu casa en fase 1

Sexo ATR y gratis a tu casa en fase 1

Para aprender con los chicos sobre la Revolución de Mayo

Para aprender con los chicos sobre la Revolución de Mayo

Para los fans de Star Wars en su día

Para los fans de Star Wars en su día

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Conocé a fondo a los presidentes argentinos

Ver más productos