La filial local de la cadena de hipermercados francesa Carrefour presentó ayer un procedimiento preventivo de crisis ante el Ministerio de Trabajo de la Nación.

Desde la cartera laboral a cargo de Jorge Triaca, expresaron que la semana próxima ya podría desarrollarse alguna audiencia al respecto "en salvaguarda" de los trabajadores.

La decisión de la multinacional -que será anunciada a sus trabajadores hoy a primera hora- confirmó las versiones que desde hace semanas se conocieron respecto de la coyuntura que atraviesa la empresa, que además afronta otros inconvenientes, incluso en su país de origen, Francia (ver aparte). Desde la firma expresaron que el trámite iniciado ante la cartera laboral tiene como objetivo "encontrar soluciones para garantizar la sustentabilidad de sus operaciones" en nuestro país. Respecto al escenario describieron también que "la empresa está atravesando una situación económica compleja tras tres años de pérdidas. La apertura de este diálogo, junto al Sindicato de Empleados de Comercio y el Gobierno, permitirá plantear un plan para reimpulsar su crecimiento", indicó la compañía a través de un comunicado.

Además de la incertidumbre que plantearon en diversas oportunidades los empleados de varias sucursales durante el último tiempo el pedido al ministerio de Triaca apunta a la búsqueda de soluciones. Según trascendió, el plan incluiría el despido de 3.000 trabajadores y el cierre de una decena de sucursales.

El encuadre de la situación acude a la instancia de un procedimiento previsto en la ley nacional de empleo que se dictó en 1991. Para analistas del sector laboral constituye "una norma flexbilizadora del ex presidente Carlos Menen, la 24.013". "Se la instrumentó con una lógica que aprovechó la debilidad para negociar de los sindicatos, las empresas promovían estos procedimientos de crisis para despedir, suspender o modificar condiciones de trabajo, y así negociar condiciones a la baja con el miedo del desempleo", le explicó a BAE Negocios el abogado laboralista Luis Roa.

La diligencia para que tome curso el procedimiento solicitado por la empresa hace a que la cartera laboral exija sobre la situación económica, contable y financiera real de la compañía que requiere su trámite.

Los trabajadores de Carrefour están bajo la tutela del gremio de Mercantiles que lidera Armando Cavalieri, uno de los jefes sindicales alineados en el sector de organizaciones que conservan un buen nivel de diálogo con la Casa Rosada, pero que a su vez que se encuentra por estas horas en la etapa de elección de sus autoridades. La novedad, a la luz pública, pero que el Gobierno, sindicato y empresa venían analizando desde hace tiempo, podría tener alguna incidencia sobre la cuestión sindical que abarca a gran parte de las decenas de miles de empleados.

Ver más productos

Santa Cecilia, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a Santa Cecilia de Roma

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos