Grandes compañías de diferentes rubros que consumen hasta el equivalente a $2,5 millones en los servicios de luz y gas comenzaron en el último año a trabajar en mejorar su gasto energético, y consiguieron ahorros de hasta el 20% en sus costos.

Empresas como Carrefour, Volkwagen, John Deere o Alcoyana, son algunos de los casos relevados por Télam y que encararon importantes mejoras en sus procesos que les permitieron ahorros significativos en sus costos de energía.

"En 2017, el ahorro fue de casi $36 millones, un 15%”, precisó a Télam, la gerente de RSE y Sustentabilidad de Carrefour, Candela Arias, quien señaló que para ello “lanzamos una campaña interna de buenas prácticas, un concurso para que las sucursales reduzcan su consumo de energía, acciones que se sumaron al desarrollo de tecnologías innovadoras que permitan promover el uso inteligente de la energía eléctrica”.

También destacó que la compañía implementó “cambios en la infraestructura, como el recambio de tubos fluorescentes por tubos LED en los salones de venta de 56 sucursales, y la colocación de puertas a las góndolas de media temperatura en 14 sucursales”.

"A través de estas iniciativas la compañía tiene previsto reducir el consumo de energía en un 30% en 2020 con respecto al 2004”, indicó Arias. 

Por su parte Volkswagen implementó un plan similar en su Centro Industrial Pacheco, en la provincia de Buenos Aires, alcanzando a sus plantas de producción y edificios administrativos.

"El objetivo es optimizar los procesos productivos y desperdicios, como parte de la estratégica de Volkswagen con la que busca posicionarse como la marca más sustentable del mundo”, señaló a Télam, la directora de Asuntos Corporativos del Grupo VW, Angela Stelzer.

Precisó que “para ello se trabajó sobre equipos que permanecen encendidos innecesariamente como bombas motores, aires acondicionados, calefacciones, pérdidas de aire comprimido, computadoras e iluminación”.

John Deere, en su planta de Rosario, trabajó especialmente en la optimización de los sistemas de aire comprimido y de iluminación, y en seis meses consiguió un ahorro mensual de $500.000.

A la fabricante textil Alcoyana le llevó un año alcanzar un ahorro mensual de $1.100.000, a partir de la optimización de los sistemas de aire comprimido y de vapor, a través de la cual consiguió un ahorro de 20% tanto en el consumo de gas como en el de electricidad.

"Estamos trabajando en 200 proyectos en Argentina, que significan un ahorro energético de $45 millones al mes para las empresas”, destacó a Télam, Benjamín Crevant, presidente de GB4A, compañía de origen francés que asesora a empresas en materia de ahorro energético, de manera de reducir sus costos, aumentar su rentabilidad y también su competitividad.

Explicó que “eliminando el consumo innecesario, invirtiendo un poco, con repago a dos o tres años, esa cifra se puede llevar a $135 millones de ahorro al mes para las mismas 200 empresas”.

Indicó que “muchas veces un equipo está mal programado, tiene alguna fuga de gas, o pérdidas de otro tipo”, y aseguró que “una vez identificado el comportamiento del instrumental, es posible alcanzar un ahorro de 10% a 15%, solo en esto y sin una inversión adicional. Incluso ya se alcanzó hasta 25% en algunos casos”.

Por su parte, Juan Pablo Capellino, gerente de Soluciones Energéticas de Natural Energy, empresa de Gas Natural Fenosa, remarcó que la compañía viene trabajando “con 500 clientes industriales, que son los que consumen más de 300.000 metros cúbicos anuales, y tienen la obligación de comprar el fluido en boca de pozo al productor”.

En ese sentido, precisó que Natural Energy “presta un servicio de revisión de toda la estructura de gas de la empresa, tanto de la planta reguladora como de la instalación interna”, y subrayó que este proceso “permite alcanzar un ahorro entre 10% y 15% en industrias que pagan $ 1 millón mensuales por el consumo de gas”.

"Perdidas en cañerías de vapor y de calor, por no estar adecuadamente aisladas, recupero del vapor que se ventea a la atmósfera y que puede bajar el costo de funcionamiento de la caldera. Hay muchas acciones que significan un ahorro importante en el consumo de gas”, indicó Capellino.