Las mayores empresas de cruceros del mundo mostraron en Fort Lauderdale (Estados Unidos) su entusiasmo por una industria en continua expansión e innovación, con un pronóstico récord de 27 millones de pasajeros para 2018.

La industria de cruceros, que genera un impacto económico global de u$s126.000 millones y crea un millón de puestos de trabajo, es un fenómeno "joven" todavía, pero ya se ha convertido en una "tendencia mayoritaria", de un "gran dinamismo, crecimiento y capacidad de transmitir convicción", resaltó Richard Fain, presidente de la compañía Royal Caribbean.

Fain fue uno de los cuatro altos directivos de grandes empresas de cruceros que participó en la conferencia anual sobre el estado global de la industria, dentro del "Seatrade Cruise Global", considerada la mayor feria de cruceros del mundo.

En la conferencia quedó claro que las más importantes empresas de cruceros mantienen una confianza plena en el futuro de las "ciudades flotantes" y una industria que cada año "amplía los itinerarios y descubre nuevos destinos turísticos".

Así lo reafirmó Frank del Río, presidente y gerente general de Norwegian Cruise Line, quien subrayó el crecimiento constante del mercado crucerista en China y la incorporación "fantástica" de destinos tan atractivos como Cuba, gracias a la normalización de relaciones de EE.UU. con la nación caribeña.

Se refirió Del Río a los "baby boomers" (la generación del auge posterior a la Segunda Guerra Mundial) como los grandes consumidores de este tipo de viajes de ocio y saludó la incorporación de la generación de los "milenials" (de 18 a 35 años), un grupo ávido por encontrar, ante todo, "valor, diversidad y experiencias en destino".