Si bien es cierto que el costo de vida en los países limítrofes será más bajo que en los centros turísticos locales, los argentinos tienen en cuenta todos los gastos a la hora de pensar en sus vacaciones. Y el traslado tiene un peso específico importante.

Una familia tipo puede vacacionar en Mar del Plata con $12.700 durante una semana, viajando en auto. Mientras que para ir a Florianópolis (Brasil) necesita el doble -$24.700 viajando 24 horas en auto- y tres veces más ($45.000) tomando un avión.

En Viña del Mar (Chile), una familia tipo puede veranear por $26.000, viajando veinte horas en auto y por un promedio de $43.000 en avión, indica un informe de AlquilerArgentina.com. Todos estos valores incluyen también el alojamiento.

“Esperamos una temporada claramente superior a la anterior, vemos a la fecha un aumento de visitas y reservas que apoyan este deseo de toda la gente que trabaja en turismo. Luego de las elecciones, las consultas han aumentado un 45%, como si un escenario conocido diera la tranquilidad a los turistas para pensar en vacaciones”, explica Eric Barbero, co fundador de AlquilerArgentina.

El especialista asegura que si bien el atraso cambiario no es un escenario que favorezca al turismo interno, “se estima un dólar más alto, cercano a los $18,60 para el verano. Para un soltero, es posible que viajar al exterior sea una opción válida. Sin embargo, si tenés una familia, el relevamiento y comparación de precios que hicimos, muestra claramente que sigue siendo más accesible vacacionar en el país. Hay costos que no se menciona generalmente, como son las distancias y el traslado a los aeropuertos. Si estás solo, podés viajar 24 horas en auto sin problema, pero con hijos chicos, es más complicado”.

Impulso estatal
El Gobierno está tratando de seducir a los turistas locales. La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, anunció el lunes un paquete de medidas para potenciar la temporada de verano 2018 en Mar del Plata: se trata de descuentos a través del Banco Provincia en hotelería, gastronomía y espectáculos que permitirá a cada turista ahorrar hasta $1.000 por día.

El programa incluye descuentos del 50% en la compra de pasajes de ómnibus y trenes desde el 1º de enero al 28 de febrero, con un tope de reintegro de $1.500 por cuenta; o del 30% para la compra de estadías en hoteles adheridos del 1º de enero al 28 de febrero, con un tope de $5.000 por cuenta y la posibilidad de financiar la compra en 12 cuotas.

“Sin duda, la temporada anterior nos dejó un gran aprendizaje a los operadores turísticos locales, y este año, a los más de 6.000 cabañeros y propietarios de casas de veraneo de nuestra plataforma les pedimos que hagan un esfuerzo para que los incrementos no superen en ningún caso el 20% con respecto al año pasado. En algunos casos están resignando rentabilidad, pero hay que posicionar el mercado interno y seducir a los turistas brindando cada vez un mejor servicio”, concluye Barbero.