"Pagar viajes, televisores y celulares en cuotas era populista y descabellado. Pagar el gas en cuotas, en cambio, es republicano y racional", reflexionaba el fin de semana con amargura un economista y ex funcionario del gobierno kirchnerista. La oposición volvió a quedar atrapada entre la razón y la pasión. No hay argumentos racionales para ponerse contento con el "logro" de conseguir que se pague el tarifazo del gas en cuotas y más aún cuando importan intereses. Pero ni el ruidazo ni el velazo alumbraron una secuela de protestas. Y la oposición que estuvo a dos votos de conseguir quórum para habilitar una sesión especial sobre el aumento en el costo del servicio puede tener dificultaes para repetir ese número. El Gobierno y su "filosofía del entusiasmo" (como la definió el politólogo Andrés Malamud en una entrevista publicada ayer en La Nación) siguen de racha.

El kirchnerismo quiso volver a colocarse como avanzada de la movida antitarifazo. Y también repitió la contraofensiva al punto de que desde el viernes comenzaron a circular en las redes sociales cruces ácidos acusando a quienes reciben boletas exorbitantes de malgastar la luz o el gas, y burlas sobre "duendes" kirchneristas que ingresarían en los hogares a prender luces y equipos para incrementar las boletas y provocar un caos.

Con todo, el tema de los aumentos tarifarios no llegó a ser ni siquiera una "minicrisis". En 24 horas se anunció el incremento, el enojo del radicalismo y la Coalición Cívica (socios del Pro en la alianza de Gobierno), la sesión parlamentaria fallida, la reunión precipitada con el titular de la UCR y la resolución exprés.

Amigos son los aliados

La lógica que animó la revuelta verbal radical parece seguir una lógica más electoralista que económica. A la UCR le está quedando claro que para el proyecto de las reelecciones del Pro se le va angostando el lugar para pulsear. El jefe de Gabinete, Marcos Peña, ya lanzó la campaña reeleccionista hace dos semanas y desde hace dos fines de semana regresaron los timbreos. ¿Cuál será el lugar para los radicales en la próxima construcción de candidaturas? Cerca de María Eugenia Vidal aseguran que la gobernadora bonaerense quiere repetir la fórmula con un número dos de la UCR, pero aún falta tiempo para definirlo, mientras la imagen de la dirigente sigue disparándose en el ítem "positivo".

En las últimas horas, más que el pataleo por las tarifas, que en lo concreto no reportó beneficios para los usuarios, en el radicalismo cotizaba mejor la invitación a los timbreos y actos de campaña. Al presidente del partido y gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, quien lideró la voz de reclamo ante la Casa Rosada, le tocó compartir actividades con Marcos Peña en Quilmes. Sin Macri, el premio mayor.

Ver más productos

San Gregorio Taumaturgo.

La Iglesia recuerda a San Gregorio Taumaturgo

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos