Silvia Itkin es periodista, editora y escritora. "Por un lado está mi trabajo profesional desde hace 8 años en Ediciones B, además vengo del periodismo históricamente, de trabajar en revistas, en interés general y escribo desde hace muchos años. Solo que nadie lo sabía, salvo los más cercanos. Fui a talleres. Siempre me interesó la escritura desde distintos lugares, siempre sostuve no voy a publicar, ahora estoy trabajando en el mundo de los libros. Y pasó que tengo muchos amigos muy queridos, gente que respeto mucho en esta colección donde finalmente publiqué", dice a BAE Negocios Itkin sobre su primer libro de cuentos que ya está en las librerías.

"Mi relación con la escritura es histórica, pero es la primera vez que doy a conocer ficción. Siempre me gustó mucho el género de cuentos, soy una lectora voraz. Estos textos son de hace mucho tiempo. Me puse a leer todo lo que tenía en mi computadora y pensé si había un universo, un mundo que contenga ea todos esos textos. Me di cuenta que sí y me puse a trabajar con los cuentos que seleccioné, reescribí muchos, separé cosas, hubo textos a los que no llegué a lo que esperaba, sobrevivieron los que yo creí que estaban funcionando, después pasaron por varios filtros de amigos escritores, hasta el proceso final con el editor", dice la escritora que también es editora. "Estar del otro lado, fue raro pero muy placentero", sostiene en la redacción del diario, donde el ruido a teclado no la distrae porque también está acostumbrada al mundo del periodismo.

–¿Qué sintió cuando lo vio publicado?
– Bastante angustia. El primer ejemplar me lo dieron en la feria de editores independientes, me encontré con mucha gente y me dijeron tengo tu libro. Me agarró angustia, y me pregunté por qué me metí en esto, después pasó. Yo disfruto mucho de la escritura, es un momento muy placentero, después eso sale, está fuera de tu compu, de tu mundo, ya está.

–¿Es díficil apartarse de la editora?
– Cuando estas escribiendo tus textos no estas en el rol de editora, estas en un lugar muy de intemperie. Me puedo dar cuenta de algo que no esta funcionado, pero la editora empieza a aparecer cuando ya está todo ese mundo que contiene a los textos. Escribir es un momento de mucho silencio mental. No tengo tramas o argumentos deliberados. A partir de unos pocos estímulos se empieza a escribir, hay que ir muy liviano, desprenderse de un montón de cosas para entrar ahí. No me parece muy díficil ,hasta me parece muy descansado ese proceso de búsqueda.

–¿Qué cuentos eligió escribir?
– Son cuentos contemporáneos, realistas. A mí me interesa en general observar el mundo de los vínculos, de las relaciones que se dan en la intimidad, que no son muy estridentes. Estos textos no fueron escritos juntos, en algunos hay entre 8 y 10 años de diferencia, si fueron retrabajados con la idea que pertenezcan a un libro

–¿Qué lo que los contiene?
– Los engloba que se trate de vínculos, personajes que se podrían trasladara otro ámbito, inmersos en esos mundos. A mi como lectora hay lugares donde entro, me convoca emociones, con cosas que podría reconocer como más biográficas, no me pasa eso cuando escribo, aparecen cosas de muy distintos ámbitos que tienen que ver con la observación. Me gusta buscar el detalle, me importa más el registro de un clima, del modo que las personas se relacionan, más que pensar en un argumento, en una trama cerrada

–La mayoría no tienen un final cerrado
– Es el que puedo narrar las historias. Como lectora me gusta que me dejen espacio para completar, donde hay silencio, donde no todas las cosas están dichas, que los textos me atraviesen. Me gustarías que con mis cuentos se entregan, que les den ganas de leer el libro, que quieran seguir leyendo más cuentos, supongo que es una aspiración de todos los que escribimos: que le den ganas de leer.

–¿Cuál es el rol de la literatura en tiempos de crisis?
– Lo que no puede pasar es que la angustia y la crisis conviertan a la literatura en un lujo, poder seguir comprando libros para seguir leyendo y esto es algo que hoy esta complicado. Uno de mis grandes refugios es la la lectura, seguir haciendo lo que es nutritivo, enriquecedor, un alimento para que uno pueda decodificar mejor la realidad, aunque sea ficción.

–¿Piensa seguir por el camino de la literatura?
– Estoy escribiendo algo nuevo, pero con mis tiempos. Esto acaba de salir. Estuve tanto tiempo disfrutando de la escritura en silencio, creo que podría pasar otro largo rato de esa manera. Siento que no tengo obligaciones con el mercado y eso esta bueno para mi.

–¿Tiene una rutina para escribir?
– Escribo mucho y siempre. La rutina no la puedo tener por mi vida profesional rentada, escribo mucho los fines de semana, a mi ritmo que es lento y tranquilo,

–Nunca terminamos de conocernos, es el título que es atrapante
– Yo no quería que el libro tuviera el título de uno de los cuentos. En una versión que no quedó un personaje le decía esta frase a otro. Después me pareció que era una frase que representaba bien estos mundos, lo fui consultado y quedó.

Título: Nunca terminamos de conocernos
Autora: Silvia Itkin
Precio: $290
Editorial: La Parte Maldita
Páginas: 118

Ver más productos

La Iglesia recuerda Nuestra Señora de los Dolores (Angustias)

La Iglesia recuerda Nuestra Señora de los Dolores (Angustias)

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Macri se juntó con Alfredo Casero

Macri se juntó con Alfredo Casero

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

Ver más productos