El psicólogo Walter Riso, que ha escrito cantidad de libros sobre divulgación científica que han recorrido el mundo, publicó su primera novela. Vesubio tiene mucho de autobiográfica, él nació en Nápoles, de chico vino a la Argentina donde vivió hasta los 28 años cuando el golpe militar hizo que se fuera del país. Creció en ese mundo de inmigrantes, como tantos argentinos con abuelas a las que se les decía nona, con canciones en italiano, con el sabor de la buena comida. El escritor en su visita a Buenos Aires explica por qué escribir novela. “Quería sentirme más irresponsable en el momentos de escribir. Cuando escribo como psicólogo tengo que tener un rol profesional, buscar evidencia empírica. Quise escribir para mi, y después ponerlo a la gente, ser más irresponsable, inventar los personajes, es una experiencia de libertad, tiene elementos biográficos, es un reencuentro, una catarsis, quería hacer un fresco de esa época. Pero es una novela”, resalta a BAE Negocios Riso en una pizzaria de Palermo donde se escucha al dueño cantar en italiano.

“Andrea (el protagonista) tiene cosas mías pero no soy yo, ni es mi alter ego. Hay situaciones que ya no sé si pasaron o no. Tengo una tía de 90 años en Nápoles a la que le pregunto, pero ella no recuerda muy bien. Hay muchas cosas que son reales, cuando llegué viví cerca del Spinetto, esa zona era un gueto de italianos sobretodo de napolitanos, con una cultura gastronómica impresionante. Como inmigrante reproducís esas recetas . El Vesubio existió pero no donde dice el libro, sino en San Luis, donde estudié psicología. En España al libro le pusieron como que era un macondo napolitano, tiene mucho de neo realismo italiano”, explica el autor con un acento difícil de definir atravesado por su vida en Argentina, Colombia, España e Italia.

—¿Usted de donde se siente?
—Yo siempre me sentí italiano, no me dejaron sentirme de otra manera, yo hablé en napolitano hasta los cinco años, a veces pienso en napolitano. Viví en Argentina y me decían ‘tano’ . Después me fui a Colombia con el golpe de estado, tengo dos hijas colombianas, después me fui a Barcelona. El único pasaporte que tengo es el italiano. Nunca tuve la nacionalidad argentina porque tenia que hacer el servicio militar en esa época. Tenía un cedula de extranjería, me tradujeron Walter a Gualterio me toman el pelo, ‘gualterio cara de cementerio’ me decían en el colegio.

—¿Dónde es la patria?
—Donde vos más contacto tenés con tus raíces, no es un lugar fisco, es afectivo. De pronto puede ser un lugar como la pizzería Vesubio, que es otro personaje más. La patria es el lugar donde te sentís cerca. La nostalgia atraviesa toda esta novela, es el telón de fondo. Los olores, los sabores, la comparación con la madre patria, la relación de padre e hijo, todo eso mueve en Andrea en su búsqueda por la identidad.

—¿Qué le dicen los lectores?
—Yo les pregunté por internet que les quedaba después de leerla, unos me decían una sonrisa y otros hambre.

—¿Cuál es la pizza verdadera, la que se come allá o acá?
—La verdadera es la de allá, ustedes han inventado una que es diferente más alta, con una muzzarella de aquí. Pero la verdadera pizza es de Nápoles porque ahí nació, pero hay una pizza romana, y también una argentina.

—¿Tenía miedo de como se tomaran los lectores una ficción suya?
—Las cosas que yo escribo no tiene nada que ver con una novela, pero mis lectores tienen que acostumbrarse a tener un escritor multifacético, no tenía miedo pero sabía que se iban a confundir un poco. Abrí una página de la novela y había gente que creía que había montado una pizzería.

“La novela trascurre mucho tiempo en Buenos Aires, yo vengo mucho a la Argentina, pero venir a lanzar aquí la novela es una alegría, sabía que iban a entenderla, que no tengo que explicar el chiste, aquí mucha gente ha vivido eso, su familia lo vivió y los trasmitió. Lo más parecido a Italia fuera de Italia es Argentina, que es una sucursal de Italia, uno aquí se siente en casa”, dice el autor hablando en “argentino”.

“La novela tiene más de 30 recetas diversificadas en los diálogos. Cuando hacia la novela, hacia las recetas y ponía la música que aparece en ella, es una novela interactiva. Mucha gente hace la receta y pone la música como en el libro, toda la música es real, por internet se encuentra”, dice Riso quien asegura: “no tuve intención de producir nada, fui espontaneo, si sabía que era una cosa muy emocional, muy sensorial, porque no había otra forma de contarlo, pero no busque producir nada. Tiene drama , tiene humor, tiene sexo, es italiana”.

“Mi abuelo, mi papá fueron inmigrantes, yo lo soy, mis hijas lo son, y tal vez mis nietos también. Yo soy el último de la familia que nació en Nápoles. Tenía 24 años cuando fui por primera vez, pero no lo entendí, desde ahí fui mucho, Hace 8 años encontré donde nací, y ahí encontré el verdadero Nápoles que me llegó a mi. Cuando descubrí dónde había nacido descubrí que tenía que escribir una novela. Ahora paso la mitad del tiempo allá. Desde Barcelona tomo un vuelo bajo costo y me voy a comer una pizza a Nápoles. Me pasa como cuando era chiquito pienso en napolitano”, dice el autor que sabe que el libro llega a la sensibilidad del lector. “Tiene cosas que te tocan, todos hemos tenido algo que ver con algo de eso sobretodo acá en Argentina. Donde llegaban sin saber el idioma, sin plata, sin profesión eran unos guerreros. Acá es como la embajada de Italia en el mundo. En Napoles lo más auténticos de todos los italianos, ellos no van a cambiar, son marineros, el mar es impresionante, es una sociedad tan sucia pero todo es arte, ha sido declarada patrimonio histórico. Hay que ir con la mente abierta y corazón contento”, dice el autor que piensa en seguir escribiendo novelas pero ya no tocará este tema, “ este era el primer paso, era como el puente para cruzar”.

—Sus libros de psicología ayudan, la literatura también puede hacerlo’
—Si, hay novelas que te llegan mucho, aunque no es el objetivo de una novela, creo que es más entretener que ayudar, por eso es más libre. Si escribís como psicólogo estas encorsetado en tu profesión.

Título: Pizzeria Vesubio
Autor: Walter Riso
Editorial: Planeta
Precio: $349

Ver más productos

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

Lo que querés saber sobreNéstor Kirchner

ATR: el boom del placer

ATR: el boom del placer

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Atención emprendedores: cómo vender más a pesar de la crisis

Para aprender con los chicos

Para aprender con los chicos

¡Más crianza menos terapia!

¡Más crianza menos terapia!

Descubrí tu destino con Mia Astral

Descubrí tu destino con Mia Astral

Un Atlas para fanáticos del fútbol

Un Atlas para fanáticos del fútbol

¡Actualizate con estas tendencias!

¡Actualizate con estas tendencias!

Todo sobre el Flaco Spinetta

Todo sobre el Flaco Spinetta

Una pasión de padres a hijos

Una pasión de padres a hijos

Ver más productos