Los tres hombres que llegaron a juicio en Mar del Plata acusados por el abuso sexual y femicidio de Lucía Pérez, la adolescente fallecida en esa ciudad balnearia en octubre de 2016 tras ser drogada, fueron absueltos ayer por un tribunal oral, aunque dos de ellos fueron condenados a ocho años de prisión, pero por "tenencia de estupefaciente con fines de comercialización".

El veredicto despertó indignación en todo el país y fuerte repudio entre cientos de personas que esperaban la sentencia afuera del tribunal. El escalofriante crimen de esta joven conmocionó a la sociedad hace dos años y en el primer paro internacional de mujeres que se realizó en la Argentina, con el impulso del movimiento feminista Ni Una Menos.

En la cuestionada resolución de ayer, los jueces Facundo Gómez Urso, Aldo Carnevale y Pablo Viñas, integrantes del Tribunal Oral en lo Criminal 1 (TOC 1), consideraron que no pudo ser probado el abuso sexual ni el femicidio de Lucía Pérez, por lo que decidieron, por unanimidad, absolver a Matías Farías (25), Juan Pablo Offidani (43) y Alejandro Maciel (61).

Por otra parte, los jueces condenaron por unanimidad a Farías y a Offidani a la pena de 8 años de prisión por la "tenencia de estupefacientes con fines de comercialización agravado por ser en perjuicio de menores de edad y en inmediaciones de un establecimiento educativo", y les aplicaron una multa de 135 mil pesos a cada uno de ellos. El abogado de la familia anticipó que se apelará.

La madre de Lucía, Marta Montero, cuestionó el fallo del tribunal oral y calificó la decisión de los jueces como "una vergüenza". "Acá empieza otro camino, porque nosotros vamos a seguir con la lucha", aseguró Montero, quien escuchó el fallo con una foto de su hija sobre la falda y una flor blanca en la mano. El padre de la menor, Guillermo Pérez, calificó el veredicto como "una fontochada y una burla", y dijo que "este tribunal no entiende nada de violencia de género".