La AFIP aplicó una actualización de 28% sobre los valores de las deducciones personales (mínimo no imponible, deducción especial y las cargas de familia) y los tramos de ingresos de las alícuotas que se utilizan para calcular la retención del Impuesto a las Ganancias en 2018. Los valores anuales a deducir fueron fijados en hasta $66.917 por las ganancias no imponibles; $62.385 por cónyuge; $31.461 pesos por cada hijo, hija, hijastro o hijastra menor de 18 años o incapacitado para el trabajo, y $66.917 por la deducción especial de cuarta categoría. Con estos cambios, pagarán Ganancias los sueldos a partir de $25.700, aunque contando las deducciones, esa cifra se elevaría hasta casi $30.000 para solteros y poco más de $39.000 para casados con dos hijos.

"Con estos nuevos valores los empleados pagarán menos impuesto a las ganancias sobre los salarios que cobren desde el primer día de enero", aseguró la AFIP a través de un comunicado. Las actualizaciones de los valores están contempladas en la ley de Impuesto a las Ganancias, en sus artículos 23 y 90, donde se establece un parámetro específico de actualización a través del coeficiente de variación anual de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE). Para las actualizaciones de los valores fue utilizado el índice RIPTE a octubre del 2017.

El organismo tributario ya advirtió que el medio aguinaldo que se cobrará en diciembre puede aparecer con retenciones correspondientes al impuesto a las Ganancias, a pesar de que a partir de este año comenzó a regir un "prorrateo" mensual para evitar pagar un monto elevado del tributo al momento de percibir el sueldo anual complementario. En ese sentido, el organismo recaudador recomendó a los empleados que carguen lo antes posible las deducciones en el Siradig, para lo cual tienen tiempo hasta el 31 de enero. En caso de tener saldo a favor, la devolución se concretará en febrero.

La modificación a la ley de Ganancias sancionada en diciembre del año pasado pudo no haberse implementado en la liquidación de sueldos desde principios de año, por lo que el trabajador todavía puede estar "debiendo" la retención de un porcentaje de ese gravamen, que se calcula anualmente. La ley 27.346 estableció que el empleador debe sumar al sueldo mensual una 12º parte (8,33%) y es sobre este total que se tomará para el cálculo del impuesto en cada período. Con esta variante, en junio y en diciembre, cuando el empleado cobre el medio aguinaldo, no se computará este monto para aplicar el gravamen y no habrá un salto en la alícuota de Ganancias como podía ocurrir antes de este cambio.

La AFIP había ya publicado las nuevas escalas de monotributo vigentes para 2018. Según se detalló, para el rubro de "prestación de servicios" el componente impositivo irá desde 87,04 a 3.584,17 pesos. En tanto, para "venta de cosas muebles" irá desde 87,04 a 6.048,30 pesos. Si se agrega el aporte al SIPA y a las obras sociales, la cuota para servicios irá desde 1.007,41 a 4.868,86 pesos. Además, la cuota total para "venta de cosas muebles" irá desde 1.007,41 a 7.580,69 pesos. También se actualizó el límite de Ingresos Brutos anuales para cada categoría. Para servicios va desde $107.525 hasta $896.043 en la categoría más alta.