El stock de deuda sobre el PBI podría saltar al 50% en el 2019 en caso de que un shock exógeno provoque una corrección de magnitud en el tipo de cambio, advirtió ayer el economista jefe de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL), Daniel Artana. El ex secretario de Hacienda explicó que el país es mucho más vulnerable a una devaluación que a una suba en la tasa de interés del mercado internacional, proceso que podría generar una recesión sin que las exportaciones reaccionen.

En caso de que el costo del financiamiento externo se encarezca hasta un 8% o 9% anual, Artana señaló que "afecta a la deuda nueva pero no a la vieja, que es a largo plazo y a tasa fija", tras el canje del Gobierno de Néstor Kirchner que llevó adelante el ex ministro de Economía Roberto Lavagna.

El economista de Fiel disertó en un panel junto a José Luis Espert y María Castiglioni, de CyT asesores, en el marco del Congreso Económico Argentino (CEA) que organiza todos los años la consultora Invecq en el Hotel Hilton en paralelo a la Expo Efi.

Para Artana, la deuda en relación al PBI neta de los pasivos con el Banco Central se ubicó en 35% el año pasado y subirá hasta el 2021 al 41%, a partir de cuando empezará a bajar. Pero puso reparos en que una devaluación brusca puede llevar esa proporción al 50% el año que viene, con un impacto mucho mayor en comparación al que tendría una eventual suba de tasas en los Estados Unidos.

En ese sentido, alertó que "el ajuste no lo definen los tiempos de la política sino los de quienes nos prestan".

Por su parte, Castiglione aclaró que "incluso ante shocks, no se supera el límite del FMI" en cuanto a la relación entre los pasivos del país y su producción. "Es un escenario angosto, no exento de riesgos", planteó la directora de CyT.

Consultado acerca de la probabilidad de que se cumplan las metas fiscales, Espert aseguró que "tienen chances", aunque remarcó que siempre se refiere al resultado primario, sin contar lo que se gasta en intereses. "La recaudación está volando, por lo que con hacer alguna reducción del gasto, pueden llegar" al objetivo, afirmó el consultor.

En otro orden, el diputado macrista Eduardo Amadeo cuestionó durante el panel siguiente la "nostalgia" de sectores que piden "planes económicos", pero descartó de plano que el Gobierno vaya a hacer algún anuncio de este tipo. "Son shows y no sirven para nada", sentenció, durante el debate en el que también estuvieron sus pares de la Cámara baja Marco Lavagna, Diego Bossio y Martín Lousteau.

Ver más productos

María de Jesús Buen Pastor, en el recuerdo de la iglesia católica.

La iglesia recuerda hoy a beata María de Jesús Buen Pastor

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos