Las cuatro unidades productivas de Fabricaciones Militares, en las localidades de Villa María, Río Tercero, Azul y Fray Luis Beltrán fueron escenario de asambleas de trabajadores ante la posibilidad de que se registren unos 600 despidos sobre un total de unos 2.050 trabajadores.

El presupuesto de Fabricaciones Militares para el año próximo aumentó 4%, lo que no cubre la evolución de la pauta salarial. Luis Riva, interventor designado en agosto pasado, les explicó a los delegados de las distintas unidades que "de cada 3 pesos que se ponen se recupera uno, lo que es insostenible", señaló La Nación.

El 85% de los trabajadores de Fabricaciones Militares son contratados.

Fernando Peirano, delegado de la de Fray Luis Beltrán, planteó que "por la incapacidad e intencionalidad de los ministros de Defensa se caen proyectos; no hay plan productivo, no hay presupuesto en el Ejército". La unidad emplea 440 personas y es la que más amplia gama de productos para la defensa produce.