La gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner, oficializó ayer en la Casa Rosada la adhesión de su provincia al consenso fiscal y pidió ayuda financiera al Poder Ejecutivo nacional para el pago de los aguinaldos de fin de año a los empleados públicos.

La mandataria provincial llegó cerca de las 15.30 a la Casa Rosada, donde se reunió con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y su par de Hacienda, Nicolás Dujovne. A la salida del encuentro, Kirchner manifestó que firmó el acuerdo “en igualdad de condiciones con lo que han firmado los otros gobernadores”, entre otras cuestiones debió desistir de los dos juicios que su provincia tiene contra el Estado nacional.

Aunque en la Casa Rosada cuentan con los votos de los legisladores sanatcruceños para la reforma fiscal y laboral, la gobernadora prefirió tirar la pelota afuera. “Sobre la reforma laboral hay que profundizar muchísimo más. Y sobre si los diputados van a acompañar se lo tienen que preguntar al Congreso”, dijo.

Además de adherir al pacto fiscal que el presidente Mauricio Macri selló la semana pasada con el resto de los gobernadores -a excepción del mandatario provincial de San Luis, Alberto Rodríguez Saa- Kirchner solicitó a los funcionarios nacionales una ayuda financiera para garantizar el pago de aguinaldos para los trabajadores públicos de Santa Cruz.

“Firmé el convenio pero vamos a seguir hablando la próxima semana porque hay temas prácticos que solucionar. Es fundamental el apoyo de Nación para el pago del aguinaldo, eso lo vamos a trabajar junto con el Gobierno nacional”, señaló? la gobernadora de Santa Cruz. Y recordó que su provincia “tenía un déficit fiscal muy alto”. “Lo hemos bajado pero no en la medida de la deuda que tenemos”, agregó.

Sobre el financiamiento para el pago de los aguinaldos, desde el ministerio del Interior señalaron a BAE Negocios que Santa Cruz ya recibió una ayuda a través de dos préstamos, como el del Banco Nación y el del Fondo Fiduciario de Desarrollo Provincial.

Durante la firma celebrada también estuvieron el secretario del Interior, Sebastián García De Luca; el vicegobernador de Santa Cruz, Pablo González; y el ministro de Economía, Finanzas e Infraestructura santacruceño, Juan Donnini.