El ex jefe de Gobierno porteño Aníbal Ibarra asumió la defensa de la ex presidenta Cristina Fernández en la causa por la cual está procesada por encubrimiento de la investigación del atentado a la AMIA.

La nueva defensa de la ex mandataria también quedó integrada por el ex juez Roberto Boico, y de esta manera dejaron de serlo los abogados Alejandro Rúa y Graciana Peñafort.

El cambio de abogados es en la causa por la cual la ex mandataria está procesada por encubrimiento y enfrenta un pedido de desafuero aún no tratado por el Senado de la Nación pues el juez Bonadio le trabó la prisión preventiva.

Los abogados nuevos asumen la defensa en momentos en que la causa está a punto de ir a juicio oral y público pues así lo requirió el fiscal del caso, Eduardo Taiano, y las querellas en la causa.

Rúa y Peñafort quedarán como abogados en el expediente del excanciller Héctor Timerman, también procesado y quien estuvo preso hasta que dictaron su excarcelación por problemas de salud.

Hace unos días, el fiscal federal Eduardo Taiano pidió enviar el caso a juicio oral y público con Cristina, Timerman y el ex secretario de Legal y Técnica Carlos Zannini, entre los acusados. El pedido también alcanza al dirigente Luis DElía, al ex líder de Quebracho Fernando Esteche y al representante de la comunidad islámica en el país Jorge Khalil, quienes se encuentran con prisión preventiva; y al ex titular de la AFI Oscar Parrilli y al diputado Andrés Larroque, entre otros.