El ministro de Energía, Juan José Aranguren, es el segundo funcionario argentino -junto a Luis Caputo, su par de Finanzas- en aparecer citado en el escándalo de la mega filtración internacional conocida como Paradise Papers, que revela las empresas que operan en paraísos fiscales, información difundida por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación.

Entre abril y septiembre del año 2003, el ministro estuvo vinculado a la Shell Western Supply and Trading Limited, una subsidiaria de Royal Dutch Shell PLC, radicada en Barbados. Y entre mayo y julio de 1996 figuraba como director de Sol Antilles y Guianas Limited, otra filial de la petrolera anglo-holandesa.

Shell ganó 13 de las licitaciones realizadas durante esta gestión por Cammesa para proveer de gasoil al Estado argentino, obteniendo por 7 de ellas una cifra que rondó los 150 millones de dó- lares. Aranguren ya tiene una denuncia judicial por beneficiar con el aumento del gas a la petrolera.

“Muchas (compañías) tienen domicilio en países que se caracterizan por aplicar un régimen tributario favorable. No tenemos constancias de que existan limitaciones legales en el comercio internacional para operar con empresas de esas características”, dijo Aranguren al ser consultado por el equipo argentino de Paradise Papers.

Pero además, recordó que por resolución ministerial y en base a un decreto presidencial, quien lo reemplaza en la toma de decisiones en todo lo atinente a Shell, es su par, el ministro de Producción, Francisco Cabrera.

“La operación fue realizada por YPF en el marco de un Acuerdo de Gestión celebrado en el año 2012 y sucesivamente prorrogado, conforme al cual es la empresa petrolera argentina quien realiza la convocatoria a los diversos proveedores a presentar ofertas, estipula las condiciones generales para la contratación y realiza la evaluación de las propuestas” en tanto que “la secretaría de Energía sólo gestiona el procedimiento de pago”, argumentó el ministro.

En la misma línea, buscó dejar al margen de cualquier favoritismo al titular de Enarsa, Hugo Balboa, otro ex integrante de Shell, en tanto que sobre Guiana Lmited, otra de las off shore en las que aparece, Aranguren deslizó que podría haber “alguna confusión de nombres”.

A través de un comunicado, el funcionario aclaró que por instrucciones suyas, Enarsa remitió a la Jefatura de Gabinete, la Oficina Anticorrupción y la Sigen “toda la documentación de las licitaciones adjudicadas a Shell”, y recordó que en septiembre de 2016 se desprendió de sus acciones en la petrolera.

  • Unidad Ciudadana reclama a Macri la renuncia de funcionarios involucrados

Mediante un comunicado dirigido al presidente de la Nación, Mauricio Macri, Unidad Ciudadana, el espacio liderado por la senadora electa Cristina Fernández, reclamó la renuncia del ministro de Energía, Juan José Aranguren, por su presunta vinculación a una sociedad off shore radicada en Barbados, según los datos difundidos por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación en el informe Paradise Papers.

El kirchnerismo insistió en exigir respuestas luego de que en los Paradise Papers aparecieran los nombres de los ministros Luis Caputo y Aranguren con supuestas vinculaciones con sociedades off shore, aunque en diferentes situaciones.

El espacio que lidera la ex presidenta exigió la dimisión de Aranguren porque “el ministro se desempeñó como director de una sociedad off shore radicada en Barbados, que fue beneficiada con contratos de venta de gasoil al Estado argentino por más de 150 millones de dólares, durante su gestión como ministro responsable del área”.

“La firma offshore que se encontraba bajo la dirección de Aranguren, además de estar radicada en un paraíso fiscal y nunca ser declarada por el ministro, fue contratada por el Estado argentino en al menos 13 oportunidades durante los últimos dos años, para la compra de gasoil”, afirma el documento.

“Señor presidente Mauricio Macri, esta no es la primera denuncia que pesa sobre el ministro Aranguren respecto a la incompatibilidad del cargo que desempeña con su anterior actividad empresarial” advierte UC que destaca que Aranguren el año pasado “fue denunciado por haber beneficiado a Shell” con “la compra de gas a Chile”, causa en poder del juez federal Luis Rodríguez de la cual no se tienen “noticias de algún avance en la investigación”.

Al igual que lo hiciera con el Ministro de Finanzas, Luis Caputo, involucrado en el mismo escándalo, el kirchnerismo le pidió a Macri la renunciar de Aranguren porque “pone en peligro las investigaciones judiciales que se están realizando”, pero además, le exige al mandatario “que brinde explicaciones” a los argentinos de la vinculación de sus funcionarios con Paradise Papers.

  • Camaño pide el mismo tratamiento

La presidenta del bloque de diputados del Frente Renovador, Graciela Camaño, consideró ayer como “muy interesantes” los argumentos analizados por la Justicia para detener al ex ministro del Planificación Federal, Julio De Vido, y pidió la “misma diligencia para los funcionarios actuales”, entre los que mencionó a los titulares de Energía, Juan José Aranguren, y de Finanzas, Luis Caputo.

“Lo ideal sería que con la misma diligencia con la que se investigó a (el ex vicepresidente Amado) Boudou o a De Vido, se investigue a los ministros Caputo y Aranguren”, dijo.

La legisladora dijo que Cambiemos “relativiza el crimen económico”, al que consideró “muy grave”, sobre todo cuando “allí se ocultan intereses de muchos funcionarios y del sector del poder que representa este gobierno, que es el poder económico en la Argentina”.

“A mi me resultan increíbles todas las irregularidades que ha cometido desde el principio Aranguren, quien teniendo acciones de Shell fue beneficiado”, manifestó la diputada.